29.5 C
San Pedro Sula
lunes, diciembre 5, 2022

Cinco alimentos que acaban con la molesta acidez de estómago

Debes leer

La llamada acidez gástrica afecta de forma regular a un 7,7 % de la población occidental, según datos del estudio internacional Digest, que refiere la enfermedad de reflujo gastroesofágico (ERGE) como una de los principales motivos de consulta, tanto con el digestólogo como con el médico de familia.

Lea también – 1 de cada 8 personas sufre picos de hipertensión durante el sueño

Hablamos de ERGE, un trastorno conocido popularmente como acidez o pirosis, en referencia a “la sensación de ardor o quemazón a nivel epigástrico (lo que llamamos comúnmente boca del estómago), que con frecuencia se extiende a través del trayecto esofágico, creando la sensación de reflujo y que puede alcanzar la región faríngea”, explica el doctor Josep Just Timoneda. Él es especialista en Digestología de clínica CreuBlanca, en Barcelona.

¿Cuándo se presenta la acidez?

El doctor Just recuerda que “hasta el 40 % de la población puede presentar acidez en algún momento en cualquiera de sus formas” y señala que “no hay diferencias entre sexos, aunque debe señalarse que existe una alta incidencia en embarazadas”.

De hecho, más de un 50 % de gestantes presentan estos síntomas, especialmente en el tramo final del embarazo, debido al incremento de la progesterona, una hormona que relaja la musculatura del esfínter esofágico, cosa que permite que el ácido del estómago retorne a la faringe.

Pese a que la acidez es un trastorno relativamente común, el doctor desaconseja en todos los casos la automedicación sin diagnóstico previo.

“Aunque existen síntomas ocasionales y de baja intensidad que podemos intentar solucionar con medidas o medicamentos básicos y conocidos. Todo ello sin exponernos a ningún riesgo, en general no debemos recurrir a la toma de medicamentos de forma intuitiva o recomendada por otros sin el conocimiento previo de lo que nos está pasando, es decir sin un diagnóstico supervisado por un médico. Podríamos estar actuando no tan solo de forma inadecuada ante nuestro problema, sino que podríamos generar efectos adversos, a veces graves”, señala el doctor.

La llamada acidez gástrica afecta de forma regular.
La llamada acidez gástrica afecta de forma regular.

“La acidez leve, pasajera u ocasional suele tratarse con antiácidos simples y cuidados dietéticos elementales, pero la acidez mantenida, intensa y que altera nuestra vida requiere un plan de tratamiento completo, que incluya medidas farmacológicas (habitualmente la toma de inhibidores de la bomba de protones como omeprazol, pantoprazol, lasoprazol, rabeprazol y otros fármacos), cambios en los hábitos dietéticos y de vida y abandono de hábitos tóxicos, siempre tras un estudio etiológico a fondo con análisis y pruebas diagnósticas”, continúa el especialista de CreuBlanca.

Constantes revisiones

En este sentido, conviene recordar que según un estudio publicado en la revista Cancer, el ERGE está relacionado con un mayor riesgo (hasta el doble) de padecer cáncer de laringe y esófago. Por este motivo, la investigación recuerda que las personas con reflujo gastroesofágico deben realizar revisiones periódicas.

De hecho, la acidez o pirosis puede darse por diversas causas, de manera que es conveniente conocer el origen para establecer un tratamiento y dieta adecuados.

Según el doctor Just, “en el estómago debe haber un equilibrio entre los factores defensivos, como el moco gástrico y la integridad de la barrera mucosa y los factores agresivos como algunos medicamentos, el tabaco o el alcohol”.

El plátano y las almendras ayudan con la acidez.
El plátano y las almendras ayudan con la acidez.

La acidez mantenida e intensa

Entre los factores que pueden dar lugar a la acidez, el doctor destaca la ingesta de medicamentos potencialmente lesivos para la mucosa gástrica. Por ejemplo, los antinflamatorios no esteroideos (AINES) y el ácido acetil salicílico (ASA).

“El tabaco, el alcohol, el estrés, las comidas copiosas y la mala alimentación, la cafeína y otras alteraciones como trastornos metabólicos, factores tumorales o enfermedades crónicas, pueden dar lugar a este reflujo hacia el esófago”, explica el doctor Just.

En cuanto a la dieta, insta a evitar los alimentos fritos y ricos en grasa. También, los ultraprocesados, el chocolate, las comidas picantes y las excesivamente ácidas, como los cítricos o el tomate, entre otros. Pese a que durante mucho tiempo se ha creído que el consumo de lácteos podía combatir la sensación de ardor de estómago.

Por el contrario, entre los alimentos recomendables para combatir los síntomas del ERGE encontramos los siguientes:

Fuente: La Vanguardia.


Nota para nuestros lectores:

🔹 Suscríbete gratis a más información en nuestro WhatsApp. Haga clic en el enlace: https://bit.ly/2Z2UF3j

Estás a un paso de recibir nuestro PDF Gratis

Última Hora

Hoy en Cronómetro

error: Contenido Protegido