Cierre de fronteras por COVID-19: 16 menores de Texas varados en Roatán

420

ISLAS DE LA BAHÍA, HONDURAS. La pandemia de COVID-19 llevó a Gobiernos alrededor del mundo a ordenar el cierre de fronteras para evitar la propagación, una medida que afectó a un grupo de 16 menores de Texas, Estados Unidos, que llegaron a Roatán hace nueve días y no pueden volver a casa.

El grupo de adolescentes de entre 15 y 18 años pertenece a la Escuela Secundaria «Lake Travis» en Austin, Texas. En compañía de dos adultos llegaron a Honduras el 12 de marzo en una misión para ayudar a los niños en el Caribe hondureño.

Sin tener previsto lo rápido que la crisis por COVID-19 alcanzaría a más naciones, el lunes 16 de marzo, el Gobierno ordenó cerrar las fronteras para evitar la propagación.

Jennifer, la maestra a cargo del grupo, contó a Diario Tiempo Digital que debían regresar a sus hogares el miércoles 18. Pero desde dos días atrás los aeropuertos cerraron.

Desde su llegada permanecieron en la Clínica Esperanza y al decretarse «toque de queda absoluto», en Roatán los acogieron y brindaron las atenciones que el grupo necesita. Han tenido alimentación, un lugar para dormir, cuidado y el calor de los hondureños.

Jennifer se mostró muy agradecida y dijo que están muy bien atendidos “por una familia maravillosa”. Pero el cierre de gasolineras, supermercados, bancos y farmacias les ha creado un sentimiento de incertidumbre y preocupación.

Lea también: Toque de queda en todo Honduras hasta el 29 de marzo

Miguel, de 18 años, uno de los miembros del grupo, dijo que están preocupados y solamente quieren regresar con sus familias. Contó a los reporteros que pudieron comunicarse con los padres de cada uno para avisar que están sanos y salvos pero el sentimiento es mutuo; desean tenerlos en casa.

«Todos están preocupados», confió Miguel a Tiempo Digital. Mientras que la maestra Wright aseguró que su temor es que la situación se complique y tengan que quedarse más tiempo.

16 menores de Texas: ¿Qué gestiones necesitan?

La Secretaría de Gobernación Justicia y Descentralización informó en un comunicado que el voluntariado extranjero que continúe en Honduras y quiera regresar a su país deben tener autorización del salvoconducto del Sistema Nacional de Gestión de Riesgos (SINAGER).

En caso de «vía aérea» deben comunicarse con la embajada o consulado de su país para el trámite del permiso de salvoconducto el cual realizarán por medio de Cancillería.

Clínica Esperanza en Roatán

La Clínica Esperanza brinda atención médica a bajo costo o sin costo alguno a las personas de Roatán. Los pacientes tienen acceso a servicios como pediatría, odontología, exámenes de laboratorio y farmacia. Además ofrecen programas de educación social, aceptan voluntariados y aunque tratan de sobrevivir con fondos propios ha resultado imposible.

Gran parte del tiempo carecen de medicamentos y suministros necesarios para las atenciones. Por lo cual, abrieron las puertas a las donaciones, fondos que les han permitido continuar con sus labores médicas.

Si desea donar, ingrese a la página web: Clínica Esperanza