Tailandia
Un grupo de activistas inicia una batalla contra el consumo de este plato tradicional que puede estar causando la muerte de 20.000 tailandeses al año.

Un plato tradicional puede ser letal para los que lo paladean en la mesa. Así lo cree un médico tailandés, Narong Khuntikeo, tras estudiar el origen del cáncer de hígado que acabo con la vida de sus padres.

Y es que un plato tradicional que sus protenitores disfrutaban a menudo a base de pescado crudo fue el origen de la mortal dolencia, informa AFP.

Como miles de familias de Isán, región rural del noroeste de Tailandia, su familia cocina con frecuencia el koi pla. Lo anterior, es un plato tradicional realizado a base de pescado, especies y jugo de limón.

Según señala el medio, es de rápida y fácil preparación. Y Khuntikeo descubrió que el pescado utilizado en su preparación suele llevar parásitos causantes de colangiocaricinoma en el hígado.

Silencioso asesino en Tailandia

Este agresivo cáncer es responsable de 20.000 muertes anuales en Tailandia. «Es un grave problema sanitario aquí, afecta a las familias. Asimismo, al desarrollo socioeconómico», explicó el citado médico, cuya tragedia personal le llevó a especializarse en la materia.

Tailandia

Después de observar cientos de casos sin esperanza en la mesa de operaciones, Narong y otros colegas están ahora desarrollando una campaña para agrupar a científicos, médicos y antropólogos para atacar de raíz a este ‘asesino silencioso’. Los activistas recorren los pueblos de Isán advirtiendo a la población sobre el peligro de ingerir este tipo de platos.

La Universidad de Kohn Kaen y autoridades del país asiático han puesto en marcha un programa para llevar a cabo análisis médicos en las comunidades de la región con objeto de que los pacientes visiten los servicios oncológicos.

Fuente: RT