CIDH y OACNUDH llaman revisar disposiciones de nuevo Código Penal

456
CIDH y OACNUDH
CIDH y OACNUDH OACNUDH señalan que en lo que se refiere a las restricciones desproporcionadas a la libertad de expresión y de prensa, la preocupación es por la tipificación de la “responsabilidad penal en delitos cometidos a través de medios de difusión”.

TEGUCIGALPA, HONDURAS. La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), y la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (OACNUDH), expresaron este viernes su preocupación por disposiciones del Código Penal en Honduras.

Ante dicha acción, hacen un llamado a las autoridades para que revisen de acuerdo a los estándares internacionales e interamericanos en materia de derechos humanos.

Cabe señalar que la publicación del nuevo Código Penal se realizó el pasado mes de mayo. En su texto final, según algunos sectores, contiene restricciones desproporcionadas a la libertad de expresión. Así como a la libertad de prensa y determinadas disposiciones que por su formulación pueden afectar el derecho a la protesta.

En ese sentido, la CIDH y la OACNUDH señalan que en lo que se refiere a las restricciones desproporcionadas a la libertad de expresión y de prensa, la preocupación es por la tipificación de la “responsabilidad penal en delitos cometidos a través de medios de difusión”.

Asimismo, por mantener la tipificación de los delitos de “injuria”, “calumnia” y por la tipificación del “concepto de publicidad”.

Igualmente, expresan su preocupación en relación a la tipificación del delito de “aprovechamiento de secreto o información privilegiada” de los delitos de “espionaje” y de “desórdenes públicos”. Sobre este último, observan que su actual formulación podría indebidamente criminalizar conductas de ejercicio del derecho a la manifestación pacífica. También podría afectar el ejercicio efectivo del derecho a la libertad de expresión.

Nota relacionada: Congreso Nacional propone revisar nuevo Código Penal

Expresan inquietud por tipificación de los delitos de “reuniones y manifestaciones ilícitas”

Con respecto a las disposiciones que afectarían el ejercicio efectivo de la libertad de reunión pacífica y asociación, ambas organizaciones expresan su inquietud, por la tipificación de los delitos de “reuniones y manifestaciones ilícitas”, de “asociación para delinquir”, “perturbación del orden” y de “asociación terrorista”.

“Tal como está contenido en el nuevo Código, la noción de asociación terrorista tiene un alcance excesivamente amplio y podría llevar a la criminalización de una serie amplia de conductas que no merecen la calificación de terrorismo. Lo anterior, según la jurisprudencia internacional y de estándares de derechos humanos”, observó la CIDH y OACNUDH.

Asimismo, la CIDH y OACNUDH expresan su preocupación por la tipificación del delito de “tortura”.

Según dichas organizaciones, la actual formulación de ese delito, excluye la comisión de dicho delito por particulares que actúan a incitación o con el consentimiento de funcionarios públicos.

Es preciso indicar que, de acuerdo con los estándares internacionales y regionales sobre la prohibición y prevención de la tortura, en la tipificación de dicho delito se debe prever la posible autoría de particulares que, a instigación de funcionarios o empleados públicos, instiguen o induzcan a su comisión, lo cometan directamente o sean cómplices.

Código Penal mantiene penalización del aborto

Respecto a los derechos de las mujeres, ambas organizaciones observan con preocupación que el Código mantiene la penalización del aborto en todas las circunstancias.

“La criminalización absoluta del aborto resulta contrario a las obligaciones internacionales. El Estado debe respetar, proteger y garantizar los derechos de las mujeres a la vida. Asimismo, a la salud y a la integridad”, manifestó la CIDH y OACNUDH.

Por otra parte, en relación con el delito de usurpación preocupa la falta de precisión en cuanto a la intencionalidad requerida para su comisión. De manera que su actual formulación ambigua aumenta la discreción de operadores de justicia. De hacer un uso indebido de este tipo penal en perjuicio de defensoras y defensores de derechos humanos. Tal y como la CIDH y OACNUDH observó sobre la utilización de este delito en procesos de criminalidad de personas defensoras de derechos humanos en Honduras.

Finalmente, la CIDH y OACNUDH cuestionan la falta de transparencia y acceso a la información que se observó en algunas etapas claves del proceso de discusión del referido Código Penal. Eso en detrimento de la participación de algunos sectores sociales.

Lo anterior, en omisión a lo dispuesto en estándares internacionales y la normativa interna. Particularmente en relación con la publicación de los dictámenes discutidos en el pleno y la publicidad del cronograma de sesiones.

CIDH y OACNUDH llama a respetar compromisos adquiridos

A efecto de eso, la OACNUDH recuerda que los Procedimientos Especiales de Naciones Unidas ya habían participado con asistencia técnica durante las consultas realizadas por el Congreso en el marco de la discusión del referido Código y habían hecho saber algunas de estas observaciones.

De ese modo, la CIDH y OACNUDH hacen un llamado al Estado a revisar las normas mencionadas en su comunicado. Lo anterior, para que durante la vacatio legis del Código Penal aprobado se adecue a los estándares y compromisos internacionales en materia de derechos humanos asumidos por Honduras.