El Chelsea y la Lazio solventaron con éxito su puesta en marcha en la competición, mientras el Olympique de Marsella, finalista el pasado año, se estrelló ante el Eintracht en el Velodrome. Rapid Viena, el Besiktas, el Stade Rennes o el BATE Borisov sumaron los tres puntos en el estreno.

El Chelsea, considerado como uno de los grandes favoritos en la presente edición de la Liga Europa, resguardó la ventaja obtenida por el brasileño Willian a los siete minutos, en Salónica ante el PAOK (0-1).

Apenas hizo concesiones Mauricio Sarri, que contó con sus seis españoles para la visita a Grecia. Kepa Arrizabalaga, Marcos Alonso, Pedro y Álvaro Morata fueron parte del once inicial. César Azpilicueta y Cesc Fábregas, que reapareció tras su lesión, entraron al campo en el transcurso del choque.

Sin embargo, es el BATE Borisov, por diferencia de goles, el que lidera el Grupo L. El representante bielorruso ganó en Hungría al Vidi (0-2) con los tantos de Jasse Tuominen y Egor Filipenko.

Triunfo de Lazio

El español Luis Alberto encarriló la victoria de la Lazio ante el Apollon Limassol (2-1). Ciro Immobile, de penalti, marcó el segundo aunque el argentino Emilio José Zelaya acortó distancias en el tramo final.

El cuadro italiano comparte el dominio del Grupo H con el Eintracht Fráncfort, que dejó en evidencia al subcampeón, el Marsella (1-2).

El equipo francés tomó ventaja a los tres minutos gracias al argentino Lucas Ocampos, pero el español Lucas Torro y el serbio Luka Jovic, en el último minuto, dieron los tres puntos al bloque germano, que jugó la última media hora con un jugador menos por la expulsión de Jetro Willems.

En el Grupo J, el Krasnodar salió con los tres puntos de Turquía después de batir al Akhisarspor con el gol de Viktor Claesson.

El Rapid Viena se convirtió en el líder del Grupo G. Ganó al Spartak (2-0) con tantos de Artem Timofeev y de Thomas Murg, éste en propia puerta.

Una situación similar padeció en el Grupo K con el Dinamo Kiev, que tropezó ante el Astaná en el tiempo añadido. El representante ucraniano llegó al descanso con ventaja gracias a Viktor Tsigankov y Denis Garmash aunque con el partido por definir por el tanto visitante de Marin Anicic. En la última acción del partido, el equipo kazajo consiguió puntuar por medio de Roman Murtazayev (2-2).

El Rennes, sin embargo, aprovechó el último minuto para sumar tres puntos a costa del Jablonec (2-1). Fue gracias a un penalti transformado en el último minuto por Hatem Ben Arfa, que rompió el equilibrio fijado antes por Ismaila Sarr, para los galos, y por Michal Travnik para los checos.

Finalmente, el Besiktas ganó al Sarpsborg noruego (3-1) y el Genk al Malmoe (2-0) en el Grupo I.

El Arsenal arrancó su andadura en la Liga Europa con un plácido triunfo (4-2) sobre el Vorska ucraniano, que confirmó el cartel de favoritos de los de Unai Emery, en una jornada inaugural en la que el Milan dejó muchas más dudas, tras superar con muchos más apuros de los previstos por 0-1 al modesto Dudelange luxemburgués.

El Bayer Leverkusen alemán, que se impuso por 2-3 al Ludogorets búlgaro, en un encuentro en el que los germanos perdían por 2-0 a la media hora de juego.

Triunfo del Zurich

Por su parte, el Salzburgo austríaco se impuso por 2-3 al Leipzig en el duelo entre los dos equipos de la compañía Red Bull, gracias a un gol a los 89 minutos del noruego Fredrik Guldbransen, que dejó en nada la remontada de un Leipzig, que llegó a igualar los dos tantos de desventaja con los que marchaba a los 22 minutos de juego en el marcador.

El Celtic de Glasgow también solventó con victoria su estreno, al derrotar por 1-0 al Rosenborg noruego con un tanto de Leigh Griffiths a los 87 minutos.

Menos apuros pasó el Dinamo de Zagreb, primer líder del grupo D, tras golear por 4-1 al Fenerbahce turco, mientras que en el grupo C, el Slavia de Praga se situó al frente de la clasificación al vencer por 1-0 al Burdeos, mientras que Copenhague y Zenit San Petersburgo no pasaron del empate