32 C
Honduras
martes, octubre 26, 2021

LA ENTREVISTA | Marcela Sierra, la chef que venció el miedo de salir en la TV

HONDURAS. La pequeña Marce no tenía cabida en la cocina de su madre, pues ella era una de esas «típicas mamás» que se adueñaba de su espacio, alejando a «todo mundo» para preparar el platillo.

Conocer para qué servía cada utensilio o saber los detalles de una receta no le había llamado nunca la atención, pero si algo demostró desde pequeña es que, cuando se le negaba o era difícil una situación, más le interesaba.

En el camino, Marcela Sierra desafió sus temores y no solo terminó agenciándose un papel protagónico en el arte culinario, sino que ahora su nombre resuena en la televisión nacional.

La dulce joven de mirada marrón -acentuada por su cabellera castaña- se convirtió en la chef de HCH. Luce su curvilínea figura en dos programas y, en solo un par de meses, dejó coloridas marcas de su retratable personalidad.

La chefcita que armoniza los shows con su talento, genuinidad y capacidad de adaptarse a prácticamente cualquier ambiente, habló en exclusiva con Diario TIEMPO Digital y permitió conocerla más allá de lo que se ve en la pantalla chica.

De igual interés: LA ENTREVISTA | Sirey Morán, la reina hondureña que cambió su corona por las cámaras

Infancia de antaño

La capital acogió su nacimiento en pleno fervor patrio, un 15 de septiembre. Solo tiene 22 años y recuerda con gozo su niñez, misma que vivió en un barrio y, cortesía de sus progenitores, fue a la antigua.

«Nunca estuve pegada a los videojuegos. Siempre fui de jugar landa, pelota y escondite en La Leona. Allí crecí y esto ayudó mucho a que mi infancia fuera más allá de la típica actual, que es mucho más tecnológica», contó a TIEMPO.

En aquel entonces, la chiquitita Marce tenía el sueño de convertirse en una veterinaria; crecía en ella un amor por los animales que no acabaría nunca. Pensó, además, en convertirse en una bióloga marina.

Pese a su amor por el cuidado animal, ella considera que era demasiado fácil decantarse por ese lado, pues tenía acceso a libros y estudios. Le fue gustando más lo difícil y por eso eligió el mundo de la cocina, donde no tenía la misma apertura.

Se despidió de los postres

Marcela ya conocía el horno porque hacía todo tipo de repostería. Sin embargo, remembró que cuando le dijo a su papá que quería ser chef él se extrañó, pues, en torno a comida salada, ella no podía preparar ni siquiera un huevo.

Aún así, ella tenía el respaldo de sus padres. Marce tenía un «capricho» por convertirse en experta de la cocina y ellos le decían que podía estudiar lo que quisiera, siempre y cuando le gustara verdaderamente al grado de aspirar a ser la mejor.

Fue así que la entrevistada se adentró en un curso de cocina. No era sencillo, pues se impartía a tempranas horas y ella tenía la costumbre de levantarse tarde; mas, en un santiamén se apasionó. «Mientras más aprendía, más me gustaba», acotó.

De forma súbita la chefcita dejó atrás la elaboración de manjares dulces. Se enamoró perdidamente de la cocina salada e incluso decidió profesionalizarse en la rama.

La nueva figura de HCH emprendió el viaje y se graduó en Costa Rica; también se preparó en México. Ahora tiene una beca para sacar su maestría en una universidad de España, misma que espera desarrollar el próximo año.

¿Cómo llegó a HCH?

Un día Marce recibió la invitación para participar en el programa ¡Qué Viva la Vida! en HCH. Ella pensó que se trataría de una única aparición, pero la dirección del canal no se conformó con una prueba y quisieron el menú completo.

«Tuve una buena conexión con todo el equipo. El ambiente me encantó y fueron súper amables conmigo; el agrado fue mutuo. Ese mismo día la productora me dijo que quería que me quedara con ellos«, relató.

La oportunidad la tomó por sorpresa y le dio temor. Asegura que le intimidó la idea porque considera que los medios de comunicación son intimidantes, en especial si la persona nunca se relacionó con ellos.

Ella siempre se había desenvuelto en cocinas industriales o en hoteles y restantes. «Dios mío, salir en la tele» es lo único en lo que pensaba en aquel momento, pero no desperdiciaría el llamado.

Más noticias

Últimas Noticias

Abrir anuncio

Close
error: Contenido Protegido