Central de Riesgos: Reforma no generaría confianza en el sector económico respecto al tema crediticio

4585

TEGUCIGALPA – La directora de oficina de la Central de Información Crediticia de la Comisión Nacional de Bancos y Seguros (CNBS), Lizeth Garay informó que más de un millón 168 mil hondureños están registrados como deudores en esa dependencia.

La funcionaria detalló que “el 54 por ciento son hombres y el resto mujeres, la diferencia son las empresas que también están consolidadas en la Central, que también son supervisadas”.

Apuntó que “de estos deudores aproximadamente un diez por ciento están en mora, es decir que unos 120 mil personas tienen algún atraso en el cumplimiento de sus deberes”.

Garay, manifestó que no conviene reducir el periodo de cinco a tres años en que cada deudor está registrado en la central de riesgos, como suele conocerse, y cuyo cambio o reforma en la ley del CNBS proponen diputados del Congreso Nacional.

Según la jefa de esa dependencia, dicha propuesta no generaría confianza en el sector económico respecto al tema crediticio, puesto que “la intención siempre es promover el crédito pero el enfoque debería de ser hacia personas que han tenido un buen comportamiento de crédito”.

En ese sentido, expresó que lo que hace la central de riesgos es ayudar a consolidar información que permite a los acreedores evaluar el comportamiento de pago y permitirles a estas personas que pagan bien sus deudas, mayor acceso a créditos.

INICIATIVA DE LEY

El diputado nacionalista, Renán Inestroza, impulsa en el Congreso Nacional, una iniciativa de ley para reducir de cinco a tres años, el tiempo en que una persona permanece como morosa en la central de riesgos.

El parlamentario, detalló que el objetivo de la propuesta, que ya introdujo a la Cámara Legislativa, consiste en reducir el tiempo de calificación negativa en la central de riesgo de cinco a tres años para todos los deudores.

Explicó que más de un millón y medio de personas están en la central de riesgo, quizá por demorase un día de no haber efectuado el pago.

Inestroza, arguyó que eso permitiría que si la persona se ha portado bien en los tres últimos años, pero en el cuarto o en el quinto año incumplió algún préstamo, que ese lapso se le borre y esa es la ventaja de reducir el período de cinco a tres años y facilitar los mecanismos para poder salir, a fin de dar más opciones de financiamiento a los hondureños con registro negativo en las centrales de riesgo

Agregó que en el sistema bancario nacional existen más de ocho mil millones de lempiras para préstamos, pero no se pueden sacar porque en la central de riesgo están varios hondureños desde hace muchos años, aun cuando ya pagaron.

Adicionalmente, la iniciativa busca ampliar el monto de deuda que impide extender una constancia de pago de deuda si la persona en cuestión adeuda un monto de 15 mil dólares o más y extender ese techo hasta 50 mil dólares.