Tegucigalpa, Honduras. La directora de Medicina Forense, Julissa Villanueva, ofreció a Diario Tiempo Digital su primera entrevista luego de recibir el Premio Internacional “Mujeres con Coraje” 2018 en Estados Unidos.

La Dr. Julissa Villanueva durante su gira por EEUU

Villanueva se encuentra actualmente de gira en Texas, California, entre otras ciudades de Estados Unidos. El recorrido lo emprendió tras recibir el galardón junto a 10 mujeres más de otros países.

La gira forma parte del Programa de Liderazgo de Visitantes Internacionales. Las ganadoras del premio «Mujeres con Coraje» volverán a reunirse en Los Ángeles para una ceremonia de clausura antes de regresar a sus países.

Tras recibir su premio, Villanueva se reunirá con otros científicos y criminólogos en Austin (Texas). Esto, para profundizar en la identificación de inmigrantes y abarcar temas de feminicidios y muertes de miembros de la comunidad de lesbianas, gais, bisexuales y transexuales (LGBT).

Después, viajará a Los Ángeles para despedirse de las otras mujeres premiadas. Finalmente volverá a Honduras.

Lo que no sabíamos…

Nacida en Tegucigalpa un 12 de mayo, día de la enfermera, madre de dos hijas que son la inspiración de su vida. Dichosa de tener a sus padres Isabel y José Eduardo Villanueva, sobre quiénes dijo: “Una bendición para mí ya que con sus sacrificios lograron convertirme en la mujer que soy  hoy”.

La patóloga compartió la experiencia de su vida. “Recuerdo mi infancia como una de las etapas más especiales de mi vida, sobre todo por la inocencia y la seguridad de aquellos tiempos en la cual imperaba la amistad. Tengo los más alegres recuerdos de pleitos y sonrisas. También recuerdo a mis amigos del barrio La Granja, con quienes compartí momentos imborrables de juegos y alegrías”.

De igual forma, añadió: “Tampoco puedo olvidar el amor protector de mi abuela Ángela Julia, que fue determinante en mi infancia. También la amistad incondicional de mi amiga de colegio Delia Villatoro y de la universidad: Hilda Zerón, Karina Lara, Linda Zelaya, Sandra Reyes y Fanny Navas”.

Refiriéndose a si misma mencionó: “Me describo como una persona optimista, alegre, simpática, perseverante, enérgica y entusiasta. Pero sobre todo extrovertida, estudiosa, proactiva y  comprometida con mis ideales”.

“Me siento cómoda trabajando en lo que me motiva”

Uno de los proyectos más grandes de su vida ha sido el encaminado a fomentar la difusión del conocimiento médico

«Me siento bastante cómoda trabajando en lo que motiva. Hacer lo que me llena como profesional. Sin embargo, tal vez quisiera estar en este momento estar construyendo proyectos propositivos que dieran vida y esperanza a los hondureños. Como el cese de la violencia y una disminución de las muertes en el país».

«En cinco años me veo formando más relevos generacionales profesionales. Especialistas interactuando en el campo de las ciencias forenses. Tal vez en unos 25 años más pueda buscar la excelencia profesional multidisciplinaria».

«También me veo en mi vida personal como una abuela y con una familia que llene de alegría y motivación. También me visualizo como una mujer profesional realizada contribuyendo con mi país».

Segunda hondureña en recibir el premio “Mujeres con Coraje”

La directora de Medicina Forense,. Julissa Villanueva, se convirtió en la segunda hondureña en recibir el Premio Internacional “Mujeres con Coraje” 2018 en Estados Unidos.

Cabe destacar, que la primera fue la exrectora de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH), Julieta Castellanos, en 2013.

En la décimo segunda edición de la gala anual “Mujeres con Coraje”, se reconoció a diez mujeres que han demostrado liderazgo y valor para lograr cambios sociales y políticos.

Cabe destacar que la iniciativa que comenzó en 2007, y que busca premiar la labor de mujeres de todo el mundo que han demostrado un liderazgo y un valor excepcional para lograr cambios sociales y políticos.

«Desde niña quise ser médico»

«Siempre quise ser es médico, sobre todo cuando mi padre se enfermó. En ese momento me di cuenta lo importante que era ser un médico por eso decidí estudiar esta carrera».

«En cuanto a ser forense… me incliné primero por ser patóloga: esto debido a que esta especialidad es una rama muy completa de la medicina y hay profesionales escasos en nuestro país», prosiguió.

Posteriormente, me dediqué a la rama forense en la que me he dedicado a trabajar desde hace más de 16 años  por  la gran cantidad de desafíos y retos que tiene Honduras en materia de investigación criminal.

Dedico poco tiempo a mis actividades en familia y eso lo lamento un poco,  ya que el trabajo absorbe gran cantidad de mi actividad  diaria y no tiene horario.

«Comparto los fines de semana, sobre todo el domingo, en otro tipo de actividades. Me agrada ir a la iglesia, la lectura y el cine».

Sobre sus gustos, la patóloga compartió que su color favorito es el rojo, puesto que denota energía, fuerza y pasión. «En cuanto a la comida me gusta mucho la sopa de frijoles y la horchata o refresco de nance».