Estudios prueban: Células madre logran recuperar a pacientes de COVID-19

486
células madre
Cuatro pacientes de COVID-19 que recibieron el tratamiento con células madre cuando estaban en una condición grave fueron dados de alta después de su recuperación.

Investigadores chinos estudian el uso de la tecnología de células madre en el tratamiento de personas gravemente enfermas de COVID-19, la neumonía del nuevo coronavirus, según publicó el periódico Science and Technology Daily.

Cuatro pacientes de COVID-19 que recibieron el tratamiento con células madre cuando estaban en una condición grave fueron dados de alta después de su recuperación.

Además, el ensayo clínico de la terapia se ampliará aún más, informó el viceministro de Ciencia y Tecnología, Xu Nanping.

La terapia se ha utilizado en el tratamiento de algunas enfermedades infecciosas y complicaciones. Por ejemplo, se ha probado el tratamiento en la gripe aviar H7N9 y ha mostrado buenos resultados.

Según el Ministerio de Ciencia y Tecnología, la Academia de Ciencias de China desarrolló un nuevo fármaco de células madre. Es preciso mencionar que CAStem mostró resultados prometedores en experimentos con animales.

Un equipo de investigación del quinto centro médico del Hospital General del Ejército Popular de Liberación de China coopera con hospitales e instituciones en las ciudades de Wuhan.

Hay que recordar que Wuhan fue el epicentro de la epidemia, y Tianjin, en el norte del país, para llevar a cabo investigaciones clínicas sobre la seguridad y la eficacia de la terapia con células mesenquimales en el tratamiento de pacientes con COVID-19.

Lea también: Departamental de Salud confirma cero casos de COVID-19 en Comayagua

Células madre para COVID-19

Otro equipo de investigación de la Facultad de Medicina de la Universidad de Tongji está estudiando la terapia universal de células de pulmón.

Esta puede utilizarse ampliamente en el control de la epidemia. Se espera que la terapia entre en la etapa clínica en un futuro cercano.

Por otro lado, científicos están liderando un proyecto, en el que participan ocho hospitales españoles y cinco universidades; se investiga si un medicamento celular, creado a partir de células madre, puede ser eficaz en los pacientes graves.