Celebra el Día de San Valentín sin salir de casa

142
La privacidad del hogar es un buena opción para compartir en pareja.

El 14 de febrero es una fecha esperada por muchos y odiada por otros. Hay quienes disfrutan saliendo a comer, sin importar las largas filas o las horas de espera por una mesa, o yendo al cine. No siempre existe la oportunidad de cenar en un restaurante de lujo o viajar para celebrar el amor. Quizá no haya quien cuide a los niños (si los hay), estén buscando una alternativa para ahorrar, o simplemente no tengan ganas de salir. En cualquier caso, eso no significa que no puedan tener una noche romántica. Aprovechar el pretexto de San Valentín es una buena opción para inventar planes con tu pareja sin salir de casa. Hay muchas opciones para disfrutar en casa y regalarle un día especia a tu “otra mitad” . Para demostrar tu amor nada mejor que salirte de la rutina y con gestos simples, pero profundamente románticos, hacer sentir a la otra persona más especial que nunca.

Por ejemplo, prepara una decoración especial de San Valentín por toda la casa. Consigue adornos en forma de corazón o que hagan referencia al amor, y aparta el resto. Crearás un ambiente romántico, perfecto para celebrar un día tan especial. Adornar tus jarrones con corazones es una gran idea que te sacará de apuros si no tienes claro cómo decorar tu casa para una velada romántica. Sustituye flores por corazones y verás cómo consigues un toque romántico y muy chic.

Presta atención al recibidor del hogar. Él será tu tarjeta de presentación, por lo que debe estar perfecto. Coloca unas velas o barritas de incienso de olor floral y sustituye los elementos decorativos habituales por otros en rojo. También puedes colocar una alfombra con velas alrededor, en la entrada.

La iluminación es muy importante: Con una luz tenue y suave todos nos sentimos más guapos y sensuales. Simplemente enciende varias velas o cubre una lámpara con una pañoleta roja o naranja. Lograrás crear un ambiente íntimo y personal.

Escoge música para la ocasión. Se trata de un elemento imprescindible para amenizar la velada. Nada mejor para expresar nuestros sentimientos que la música, quizá música lenta para bailar muy juntos o un ritmo más sensual para seducirse mutuamente. Todo dependerá de sus gustos musicales, eso sí, que no falte aquella canción especial que los hizo enamorar.

Cocinen juntos

Una cena romántica puede serlo mucho más si empieza desde la cocina. Cocinar juntos –y con una botella de vino al lado— es una excelente opción para iniciar la velada. Puede que no sean chefs de primera, pero de seguro que ambos agradecerán el esfuerzo por querer sorprenderse. La idea es probar con recetas sencillas, y compra un rico postre.

Decora la mesa con manteles individuales, de ser posible negros, combinados con vajilla en tono blanco. Las copas, altas y de cristal fino. Pon un toque romántico atando en lo alto del pie de las copas un pequeño lazo rojo. Tampoco estaría de más colocar dos o tres velas bajitas, también en rojo, en una esquina de la mesa, y un pequeño florero discreto en cristal con unas ramas secas con lazos en rojo.

En el Día de San Valentín se vale hacer las cosas más cursis del planeta. Podrías disfrazarte de algún personaje de la preferencia de tu pareja, lo más divertido será ver la cara que pondrá. Si sientes pena por esto, puedes contratar alguna de las empresas que ofrecen este servicio. Si no te gusta la idea, vístete para la ocasión: Aunque estés en casa, olvídate de vestirte simple. No hace falta que te vistas de largo, pero intenta poner un toque sexy y atractivo en lo que elijas. Cuida también el perfume.

Una fragancia demasiado fuerte puede echar a perder la noche.

Algo muy importante: viste la habitación para la ocasión: detalles sencillos y económicos como colocar pétalos de flores sobre tu cama te ayudarán a dar un look especial a la vez que envolverán a tu habitación de un aroma fresco. Para las mesitas de noche elige unas luminarias blancas. Intenta suprimir tus elementos decorativos habituales y en su lugar colocar una gran alfombra de pelo largo sobre la cama.

Existen muchísimas opciones para celebrar el amor, el límite es la creatividad, y no se necesita invertir mucho dinero para llevar a cabo planes puramente románticos.