Conferencia Episcopal de Honduras: Los gobernantes deben aceptar que no han hecho bien las cosas

536
CEH
Conferencia Episcopal de Honduras (CEH)

Tegucigalpa, Honduras. Este día, la Conferencia Episcopal de Honduras (CEH) emitió un comunicado con relación a la caravana migratoria de hondureños, donde declaran que esta crisis no es nueva, por el contrario se viene padeciendo desde hace años.

Asimismo, tildó a la Caravana de migrantes hondureños como una «tragedia humana», citando las palabras del Papa Francisco.

«Ésta es una realidad indignante, causada por la actual situación que vive nuestro país. Obligando a una decidida muchedumbre a dejar lo poco que tienen.
Aventurándose sin certeza alguna por la ruta migratoria hacia Estados Unidos, con el deseo
de alcanzar la tierra prometida, “sueño americano”; que les permita resolver sus problemas
económicos y mejorar las condiciones de vida para los suyos», señala el comunicado.

Asimismo, recuerdan que es deber del Estado hondureño brindar a los ciudadanos los medios para cubrir sus necesidades básicas. Entre ellas, ejemplifican un trabajo digno, estable y bien retribuido. Asimismo, salud, educación y vivienda.

«Cuando esas condiciones no existen, las personas se ven obligadas a vivir en la fatalidad y muchísimos de ellos a emprender un camino que les lleve al desarrollo y superación, hallándose en la vergonzosa y dolorosa necesidad de tener que abandonar sus familias, sus amistades, su comunidad, su cultura, su ambiente y la tierra que los vio nacer» detalla la CEH.

Lea también: World Vision solicita garantizar el respeto de los derechos humanos a los migrantes

«Esta crisis no es nueva»

Del mismo modo, aseguran que la crisis humanitaria en Honduras no es nueva. «La venimos padeciendo desde hace años. ¡Cuántos cientos de hondureños han partido en forma individual todos los años y a cuántos los han regresados de México y de Estados Unidos!».

Además, la CEH recriminó que «hemos sido sordos ante los gritos de abusos y violación a sus derechos en su trayecto y hemos sido ciegos para ver esa realidad. Hemos preferido alegrarnos por la llegada de remesas, como una solución a los problemas internos».

A pesar de asegurar que la responsabilidad es común, a criterio de los obispos de la CEH «deben aceptar nuestros gobernantes de los últimos períodos que no han hecho bien las cosas.»

Lo anterior, con el fin que dicha situación no llegara a los extremos observados en la actualidad.

«Establecer un nuevo pacto social»

Según las autoridades de la Iglesia Católica en Honduras, es hora que «tanto el Gobierno, el sector financiero, empresarial, trabajadores, campesinos y la sociedad en general emprendamos la tarea de establecer un nuevo pacto social que aborde profunda y definitivamente la solución a este drama social hondureño».

Además, apuntan que la migración es sólo una punta del volcán. «Pero, la pobreza, la inequidad y la falta de oportunidades son sus otros componentes», señala el comunicado.

De igual manera, detallan que es «tarea urgente revisar el gasto público y los sueldos y salarios que devengan todos los funcionarios de Gobierno. La mayoría de las veces son sueldos escandalosos, frente a la miseria y pobreza del pueblo», se lee en el comunicado.

También aseguran que es una necesidad que los países desarrollados y los mismos Estados Unidos dejen de fomentar la xenofobia. En conformidad, solicitan dejar de «condenar a los migrantes señalándolos como criminales».

La Conferencia Episcopal Hondureña aconseja a los países que revisen sus políticas migratorias. En ese sentido, recomiendan que «asuman la propuesta humanista del Papa Francisco en su mensaje del año del 2018, sobre las migraciones; es
obligatorio: acoger, proteger, promover e integrar a los migrantes y refugiados».