CEH: Sugiere revisar participación de Oswaldo Canales en Junta Interventora de Salud

589
CEH
Oswaldo Canales fue nombrado como presidente de la Confraternidad Evangélica en mayo de este año.

TEGUCIGALPA, HONDURAS. Una evidente preocupación mostró la doctora Reyna M. Durón, vocal IV de la Confraternidad Evangélica (CEH), porque los miembros de esa institución cristiana sean objeto de señalamientos por presuntos actos de corrupción.

«Sugiero revisar la participación del Presidente de la Directiva de CEH actual (Oswaldo Canales), nombrado por el Gobierno como miembro de la Junta Interventora de la Secretaría de Salud.

«Aunque no reciba sueldo y afirme que lo hace a título personal, esta participación tiene
rasgos de inconstitucionalidad y conlleva el riesgo de distraer de las tareas administrativas y pastorales de su cargo», añadió.

Según la doctora Durón, la inconformidad pública por dicha participación la están cosechando los demás directivos que no tienen relación alguna con esas funciones interventoras.

Lea también: Oswaldo Canales sobre pastores en política: «he visto tres o cuatro a los que les podría interesar»

Preocupación 

La CEH firmó recientemente un convenio con la Secretaría de Desarrollo e Inclusión Social para gestionar y monitorear ayudas sociales estatales. Convenio que desconoce el contenido «porque no se me ha brindado copia a pesar de haberla solicitado en tres ocasiones».

«Expreso mi preocupación porque la CEH no tiene la capacidad ni los recursos para vigilancia de la transparencia que un convenio así requiere. Por tanto, la CEH y especialmente los directivos CEH, quedan expuestos a ser utilizados y enredados en escándalos de corrupción».

En ese sentido recordó que se conoció recientemente «el método de drenaje de fondos públicos por políticos corruptos como fue expuesto por el caso Pandora (fue a través de ONGs)».

Rechaza participación de pastores en cargos públicos

«Aún no logramos ofrecer a la sociedad una participación ciudadana cristiana renovada y bíblica», indicó Durón.

Asimismo, es de la opinión que algunos directivos de la Confraternidad toman como «alternativa» promover directa o indirectamente la participación de pastores ordenados en cargos de elección popular.

«La historia Latinoamericana está llena de ejemplos de fracaso de esa mezcla de política partidaria y religión», argumentó.

En consecuencia, sugirió que «los ministros que crean tener una vocación política partidaria deben renunciar a sus cargos».

Renuncia 

Por todo lo anterior, puso su cargo de «vocal» a disposición de la próxima asamblea de la Confraternidad Evangélica.

«Tengo esperanza que a través del diálogo interno, la disciplina y la intervención del Señor, podamos reencontrar nuestras misiones personales e institucionales», finalizó Durón.

Documento íntegro: