CATRACHO EJEMPLAR| Carlos, “conectó” la solidaridad de sus amigos para regalar internet a escuelas

853
Catracho ejemplar regalar internet
El internet que los catrachos ejemplares contrataron para los pequeños, es de alta velocidad, dijo Carlos Reyes, promotor de la idea.

TEGUCIGALPA, HONDURAS. Una “miradita” en las redes sociales al finalizar la jornada laboral es casi ley para quienes son usuarios o “esclavos” de estos espacios virtuales. Entre las cientos de publicaciones, sobresalió una entre tantas, se trataba de una hondureña agradeciendo la labor de otro ciudadano quien gestionó, junto a unos amigos, internet gratuito para un grupo de niños de un Centro de Educación Básica (CEB) al occidente del país, ¡ahí estaba la historia!

No es una novedad saber que hay una crisis nacional producto de la pandemia del COVID-19, situación que también pasan otras naciones, incluso, potencias mundiales, pero, así como hay cosas negativas, las hay positivas.

La solidaridad y nobleza de los hondureños ha sido la carta de presentación de un significativo número de personas que tienen la dicha de llamarse catrachos y ¿a quién no le agrada saber que hay quienes dan sin recibir nada a cambio?

Uno de los C.E.B beneficiados con la iniciativa.

Pues TIEMPO DIGITAL se dio a la tarea de compartir, a través de CATRACHO EJEMPLAR, aquellas historias que hagan honor a esa sección. Esa noche del 27 de febrero pasado identificamos que Carlos Josué Reyes Barahona, promotor de la iniciativa, junto a David Fuentes, Julio Madrid, Francisco Polanco, Josué Escobar, Marlon Valle, Wilfredo Ochoa, Bayron Ochoa, Manuel Pocasangre, Carlos Aguilar, Yony Rivera y Gustavo Cardoza serían los protagonistas de una de nuestras publicaciones.

Lea también: CATRACHO EJEMPLAR| Julio Tróchez, tiende su mano desde el otro lado del Atlántico

Sin protagonismo

Sobre la entrevista, déjeme comunicarle a los que hicimos posible el proyecto para ponernos de acuerdo”, fue la respuesta de Carlos a la primera comunicación que se sostuvo con él. Fueron casi doce horas de expectativa, pero se logró una respuesta favorable y en cuestión de minutos, la conversación se volvió fluida.

Catracho ejemplar internet gratis
El proyecto permitirá a más de 200 alumnos recibirán internet gratuito durante el 2021.

No figurar como protagonista, fue la primera impresión que nos llevamos, pese a que ni siquiera Carlos lo había mencionado. Su única intensión, era que, cuando se conociera su historia, más personas repliquen la labor y se solidaricen con otros compatriotas que tanto necesitan una mano amiga.

Una vez que se pactó la entrevista, Carlos inició relatando cómo surgió la iniciativa e involucró a una protagonista más, la licenciada Elsa del Carmen Bueso, maestra del C.E.B Jesús Banegas Membreño en Santa Rosa de Copán. Ella fue quien compartió en su Facebook la iniciativa de los jóvenes.

“Ella (la docente) nos mencionaba las precariedades que se viven a diario en el sistema de educación del país y que la pandemia desnudó aún más las necesidades, no solo de los docentes sino también, de los alumnos a quienes se les hace difícil -por no decir imposible-, mantener internet de forma permanente en sus celulares para recibir sus clases”, detalló Reyes.

La iniciativa

Fue a raíz de esa conversación con Bueso, que Carlos y sus amigos, acordaron pagar por adelantado un año completo de internet de alta velocidad. Con el proyecto, ayudarán a niños de escasos recursos económicos, cuyo obstáculo para recibir educación escolar, era la carencia de esa herramienta.

“Decidimos entre todos iniciar el proyecto en la aldea Los Naranjos ya que allí se beneficiarían 15 alumnos de la Lic. Elsa y muchos más niños y adolescentes de la comunidad que estudian en otros centros educativos de Santa Rosa de Copán”, detalló el catracho ejemplar.

Recompensa

Los solidarios jóvenes materializaron la idea, casi de inmediato. El mismo día que se enteraron de la necesidad, gestionaron la donación. El pasado 26 de febrero, pagaron por adelantado el servicio y dos días más tarde, se hizo la instalación del internet en la Escuela Nicodemes Toro. “El 1 de marzo, ya teníamos otras personas dispuestas a colaborar para la instalación en el otro punto, la Escuela Membreño”, dijo satisfecho el entrevistado.

Catracho ejemplar regalar internet

¿Cuántos pequeños se beneficiaron?”, preguntamos. “Inicialmente, se pensó en 15 beneficiarios directos en la aldea Los Naranjos pero después se fueron sumando alumnos de otros institutos y ahora, todo joven de dicha aldea que esté estudiando será beneficiado”, respondió.

Para el joven copaneco, la gratificación de poner un granito de arena para mejorar un poco la difícil situación de la educación en el país, es la mayor recompensa. Sensación que se convierte en satisfacción por hacer acciones sin esperar recibir nada material o económico a cambio.

“Los que nos involucramos en este proyecto sentimos empatía con estos muchachos algunos tenemos negocios, otros somos asalariados, pero unidos logramos ayudar a muchos niños y jóvenes”, expresó con orgullo el joven hondureño.