31.6 C
San Pedro Sula
jueves, agosto 11, 2022

María Bottazzi, científica que lleva a Honduras al Nobel de la Paz

Debes leer

Los hondureños nunca dejan de sorprender, pues con su talento cada día logran ser reconocidos y llegar a lugares que parecían inalcanzables. Principalmente las mujeres, quienes se están abriendo camino sin importar qué y con su capacidad alcanzan “la cima del mundo”.

“Llegó el tiempo de la mujer”, era la frase que sonaba en Honduras desde inicios del 2022. Y así, empezando el mes de febrero se conoció que la científica hondureña, María Elena Bottazzi, fue nominada al Premio Nobel de la Paz 2022. 

Lea también: Nominan a científica hondureña al Premio Nobel de la Paz 2022

Al difundirse la noticia, cientos y cientos de mensajes de felicitación comenzaron a llegarle a través de sus cuentas personales. Botazzi es una Catracha Ejemplar, una figura en la que muchas niñas sueñan en convertirse y una inspiración para toda una nación.

Ella nació en Génova, Italia, porque su padre hondureño era diplomático y lo enviaron hasta ese país. Cuando tenía ocho años, su familia volvió a Tegucigalpa, Honduras.​ Allí estudió bachillerato en la escuela Elvel.

La científica María Elena Botazzi fue nominada al Nobel de la Paz 2022 por crear una vacuna sin patente al alcance de todos.
La científica María Elena Botazzi fue nominada al Nobel de la Paz 2022 por crear una vacuna sin patente al alcance de todos.

Desde muy pequeña vio de primera mano las condiciones de vida de la población hondureña, por ello se interesó por el área científica.

También es conocida por su investigación en vacunología tropical y co-dirige el Centro de Desarrollo de la vacuna contra el COVID-19, Texas Children’s Hospital en Baylor College of Medicine en Houston, Estados Unidos.

Durante su formación comprendió que su motivación se centraba en el desarrollo de las técnicas para hacer los diagnósticos y crear medicamentos.

Un camino lleno de aprendizaje

La profesional creció en Honduras, donde obtuvo su licenciatura en Microbiología y Química Clínica de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH). Se trasladó a Florida, Estados Unidos, para hacer una tesis doctoral en Inmunología Molecular y Patología Experimental, en la Universidad de Florida en Gainesville y terminó en el año de 1995.

También realizó varios cursos de postgrado en el área de biología celular, entre los años 1995 y 2001, en las universidades de Miami y Pensilvania. Durante su formación científica, se dio cuenta que para desarrollar proyectos necesitaría un máster en Administración Pública, y lo hizo en la Universidad de Temple, en Filadelfia. Esta formación empresarial la ayudó a entender conceptos legales, económicos y financieros.

Como líder mundial, ha recibido reconocimientos nacionales e internacionales de gran prestigio, tiene más de 150 artículos científicos y ha participado en más de 200 conferencias en todo el mundo.

Actualmente, es Líder Emergente en Estudios de Salud y Medicina de la Academia Nacional de Medicina de los Estados Unidos. En Honduras, la doctora Bottazzi es miembro de la Academia Nacional de Ciencias, Premio Nacional de Ciencias José Cecilio del Valle y Premio Gran Cruz del Congreso Nacional.

Además, es miembro adjunto del Instituto de Investigación en Microbiología de la Escuela de Microbiología de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras. Fue galardonada con el Premio en Investigación por la Fundación Carlos Slim y en agosto del año 2020, Forbes LATAM la seleccionó como de las 100 mujeres más poderosas de Centro América.

La doctora es una vacunóloga reconocida internacionalmente y defensora de la salud mundial para enfermedades tropicales desatendidas (ETD).
La doctora es una vacunóloga reconocida internacionalmente y defensora de la salud mundial para enfermedades tropicales desatendidas (ETD).

Creadora de la primera vacuna anticovid libre de patentes

Los esfuerzos de Bottazzi dieron como resultado la creación de Cobervax, la primera vacuna libre de patentes un logro que hoy la coloca como una de las personalidades mundiales nominadas para el Premio Nobel de la Paz.

Bottazzi asegura que el estar seleccionada al Nobel valida la filosofía del trabajo que han estado llevando por más de dos décadas, tanto con el doctor Peter Hotez como con el Centro de Desarrollo de Vacunas.

“Al mismo tiempo conlleva una nueva responsabilidad para poder seguir haciendo nuestros esfuerzos y utilizar la investigación en la equidad en salud alrededor del mundo”, añade.

María Elena Bottazzi junto a su compañero, el doctor Peter Hotez.
La nominación al Premio Nobel de la Paz también incluye al doctor Peter Hotez, director del Centro para el Desarrollo de Vacunas.

La hondureña también señala que toda la educación, principalmente la universitaria que recibió, fue partícipe en su curiosidad por entender todos los temas relacionados con las enfermedades o con los microbios que afectan la salud de las poblaciones.

“Después el ámbito de cómo buscar soluciones que no solo fueran eventualmente utilizadas, sino en el contexto de ser creadas con el objetivo de que sean usadas en los países en desarrollo que son los que más necesitan dichas tecnologías”, relata.

¡Mujeres al poder!

María Elena además precisa que todo se fusiona, pues no es solo entender lo científico, sino también cómo implementar las investigaciones en el área financiera, ética, legal y gerencial.

“Por eso estoy interesada en hacer cambios en las políticas de salud. En especial llegar y comunicar estos avances científicos dentro de las poblaciones”, indica.

La doctora afirma que como género femenino siempre se han tenido dificultades. Pero indica que ahora se ve que poco a poco las mujeres van recibiendo más reconocimiento.

Sostuvo que hoy en día las féminas tienen igual voz para opinar en la mesa, al lado de aquellos que toman las decisiones.

“Eso refleja que tenemos la capacidad para poder contribuir en la sociedad de una manera equitativa. La emoción es que vean el reflejo de mi trabajo para que las nuevas generaciones confirmen que los sueños sí se pueden alcanzar, con arduo esfuerzo y dedicación uno puede mejorar”, expresa la hondureña.

Dedicatoria a los hondureños

María Elena Bottazzi espera seguir avanzando como profesional, trayendo más soluciones que sean para beneficio de las poblaciones alrededor del mundo. También espera poder contribuir a fortalecer la red de salud regional principalmente en Latinoamérica y El Caribe.

Bottazzi se une a Argentina Díaz Lozano (1970) y a Sir Salvador Moncada (1998) como los únicos tres hondureños nominados a un Premio Nobel.
Bottazzi se une a Argentina Díaz Lozano (1970) y a Sir Salvador Moncada (1998) como los únicos tres hondureños nominados a un Premio Nobel.

En cuanto a lo personal, la científica quiere continuar influenciando en la curiosidad de la juventud que desee abrirse camino en el mundo de la microbiología o específicamente en las ciencias de la salud.

“Todos mis avances realmente reflejan mis raíces hondureñas. La ventaja es tener inteligencia cultural. Esta me permite tener una visión más abierta de cuáles son las problemáticas mundiales, de poder reforzar cómo tenemos que trabajar”, indica.

Para finalizar, Bottazzi envió un mensaje diciendo: “De nuevo, dedicarles (a los hondureños) de todo corazón, todos mis esfuerzos y reconocimientos que recibo“.


Nota para nuestros lectores:

🔹 Suscríbete gratis a más información en nuestro WhatsApp. Haga clic en el enlace: https://bit.ly/2Z2UF3j

Hoy en Cronómetro

error: Contenido Protegido