24 C
San Pedro Sula
jueves, septiembre 29, 2022

Gaby Maradiaga, la hondureña de oro que cabalga por sus sueños

Debes leer

Su habilidad única para hacer arte y espectáculo al montar a caballo la llevó a que a sus 16 años cuente con múltiples medallas que premian su excelencia y enorgullecen al país cinco estrellas. La hondureña Gabriela Maradiaga brilla en el extranjero por sus dotes como jinete y eso lo demostró recientemente agenciándose el máximo galardón en una distinguida competencia.

La equitación es el deporte y la práctica de montar a caballo.​ Es una especialidad dentro de los deportes ecuestres y en ella se evalúa tanto al jinete como al caballo.

Gabriela subió al podio para alzarse con la presea de oro en los Juegos Ecuestres Juveniles (FEI 2022) llevados a cabo en Alemania.

De igual interés: Kristian Banegas, un artista metálico con un objetivo ecológico

Con su mirada puesta en cumplir muchos sueños más, la joven estrella conversó con Diario Tiempo y compartió detalles de su amor por los equinos y también su vida más allá de los establos y los espacios de competencia.

Toda una vida sobre los caballos

Gabriela nació en Tegucigalpa, ciudad capital, y se describe como una chica introvertida y alegre, que creció en un ambiente repleto de amor y cariño.

Desde entonces la acompañó el ambiente de los deportes ecuestres y cuyo esfuerzo han valido la pena.

Gabriela Maradiaga jinete hondureña
Gabriela Maradiaga cuenta con más de 7 años de experiencia en equitación.

Indicó que su familia siempre ha tenido caballos, lo que ha causado que los considere como sus amigos y no simples animales o herramientas.

“Mi mamá montaba caballo, mis abuelos siempre han tenido caballos, hemos sido una familia de finca”, comentó. Sin embargo, admitió que no hubo un amorío a primera vista con los corceles, pues les tenía miedo e incluso pensaba que esa sensación le impediría cabalgar.

VEA LA ENTREVISTA:

“Cuando yo tenía 6 años, yo miraba los caballos y decía: ‘En mi vida me voy a subir a uno’”, recordó. No obstante, apuntó que su familia siempre ha asistido a eventos de equitación a tal punto que algo en su interior se sintió atraído por ello.

“Al ir a las competencias me comenzó a gustar y fue por eso que me metí a equitación”, expuso.

Atleta
Gabriela Maradiaga durante una de la competencia en Alemania.

A pesar de ese creciente deseo por montar a caballo, Gabriela confesó que al principio no le fue nada fácil hacerlo y lloraba.

Cuando practicaba, -relató-, muchas veces se caía una y otra vez; pero hay hondureños para los que rendirse no es una opción y decidió ser ejemplo de ello.

Cada caída era dolorosa pero también alimentaba su anhelo de superarse y convertirse en una destacada jinete.

Toda una ganadora   

Como muchos grandes personajes catrachos, la joven tuvo sus inicios como jinete en ferias en diferentes partes de Honduras.

Con el paso del tiempo, y gracias a su esfuerzo, fue dejando atrás las ferias nacionales y se embarcó en competencias en otros países a nivel de Centroamérica y también en Estados Unidos.

“Mis primeras competencias fueron en Tegucigalpa y en San Pedro Sula, luego empecé a ir a internacionales, como ser Guatemala”, afirmó.

Cada una de las contiendas en las que participó le fueron ayudando en su crecimiento, dejando como resultado los logros que ahora cosecha. En la FEI 2022, donde obtuvo su medalla más reciente, se impuso sobre jinetes de todo el mundo.

Destacó tanto en pruebas individuales como grupales, contando con el apoyo de compañeros de EE.UU., Guatemala, México y Costa Rica.

“El haber participado en esta olimpiada juvenil ha sido hasta el momento la mejor experiencia que he tenido en mi carrera ecuestre. Es un honor para mí estar montando en este lugar tan prestigioso al cual los grandes jinetes del mundo sueñan con estar aquí”, le contó a RadioHouse.

Gabriela Maradiaga
La joven de 16 años espera algún día convertirse en una gran atleta.

Aconseja a los jóvenes

Gabriela instó a sus compatriotas a seguir sus sueños sin importar cuán difíciles los perciban. A quienes busquen emular sus pasos les aseveró que aunque la equitación pueda parecer un deporte complicado y hasta peligroso, los desafíos se tornan insignificantes con preparación y disciplina.

“Yo les digo que siempre traten, yo sé que mucha gente dice que es un deporte muy difícil o que los caballos son muy violentos. Yo les puedo afirmar que los caballos son los animales más cariñosos que van a conocer; ellos nunca les harán daño. La equitación es algo muy bonito y espectacular que les enseña miles de cosas”, manifestó.

Finalmente, Gabriela invitó a todo aquel que quiera convertirse en un jinete, se aboque al Club Ecuestre San Martin, en Tegucigalpa, donde se imparten diferentes cursos de equitación.


Nota para nuestros lectores:

Suscríbete gratis a más información en nuestro WhatsApp. Haga clic en el enlace: https://bit.ly/2Z2UF3j

Hoy en Cronómetro

error: Contenido Protegido