32 C
Honduras
miércoles, octubre 27, 2021

Erika Mejía, la sampedrana que conquista con Lovely Roses en EEUU

TEGUCIGALPA, HONDURAS. Llegó a Estado Unidos con tan solo 200 dólares en su bolsa, una maleta, el corazón lleno de sueños y de metas por cumplir, dejando la patria que la vio nacer justamente el Día de la Independencia.

Es una mujer que ha logrado su éxito gracias a su sacrificio, entrega y no dejar de creer que si se pone a Dios en primer lugar, todo próspera. Ella es madre de dos , esposa, hermana, hija y también una exitosa y empoderada dama.

A sus 19 años tuvo que salir de la capital industrial del país, San Pedro Sula, con rumbo a una gran metrópolis, Miami, Florida. Con tan solo 19 años se arriesgó y decidida a trabajar de lo que fuese, logró empezar a laborar en una agencia de empleos.

Esta es la historia de la CATRACHA EJEMPLAR, Erika Mejía, quien a 15 años de dejar su país, triunfa en Estados Unidos con dos grandes empresas, cuya idea original fue de ella misma.

Erika disfruta de su crecimiento personal y a la vez de tener una hermosa familia.
Erika disfruta de su crecimiento personal y a la vez de tener una hermosa familia.

Las empresas de esta guapa y talentosa catracha son Worldstaff USA, que es una agencia de empleos, y su más grande obra, Lovely Roses, un emprendimiento con flores con el que le ha sacado sonrisas y asombro a muchos famosos.

A pesar de tener una agenda apretada por ser empresaria, madre de dos y esposa, Erika apartó un tiempo para otorgar una entrevista a DIARIO TIEMPO. Pese a los miles de kilómetros de distancia, la catracha lleva en el corazón su país y se siente orgullosa de ser hondureña.

Lea además – Hondureña llegó a EEUU solo con una maleta y $200: ahora es «la reina de las rosas»

Un amargo Día de la Independencia 

Erika relató a DIARIO TIEMPO que ella salió de su natal San Pedro Sula el 15 de septiembre del 2006. Ese día, se celebraba un año más de la independencia de Honduras, las calles estaban de fiesta por esta importante fecha.

Además, la hondureña contó que fue algo muy triste y doloroso para ella dejar su patria el preciso 15 de septiembre. «Fue difícil ver en ese avión cuando iba subiendo, estaban las bandas y los desfiles de independencia, iba llorando en el avión porque sabía que no iba a regresar».

La catracha mencionó que llegó a Estados Unidos solo con 200 dólares en el bolsillo, pero su mente y corazón llenos de sueños y anhelos de crecer y ser alguien más y poder superarse.

Como toda buena hondureña le dolió dejar su patria, pero sabía que su viaje tenía un gran objetivo.
Como toda buena hondureña le dolió dejar su patria, pero sabía que su viaje tenía un gran objetivo.

Asimismo, Erika Mejía señaló que ella se fue de Honduras luego de una difícil situación familiar. Su madre y su padrastro se divorciaron, y ambos tenían una compañía de cable muy bien posicionada en el país.

«Venía yo en ese momento muy mal, porque la separación y el divorcio fue muy caótica», destacó Erika.

Llegó a EEUU y buscó empleo

La catracha relató que llegó a Estados Unidos buscando el trabajo que fuese, de limpieza, niñera, empleada doméstica. Sin embargo, se encontró con ángeles en el camino y consiguió empleo con una señora en la oficina de una agencia de empleos.

«Eso fue basado en mi experiencia y estudio de mi país. Entonces eso me ayudó mucho para lo que fue con un trabajo en oficina».

Luego, la hondureña estuvo trabajando dos años en otra empresa de empleos, pero los latinos en ese entonces eran muy mal pagados. Erika ganaba en ese trabajo 200 dólares a la semana, cuando el mínimo era de 300 dólares semanales.

«Me explotaban, yo le hacía mucho dinero a ella en cuanto al trabajo que yo tenía, que era reclutar personal para otras compañías. Allí comencé y tuve conocimiento y experiencia y fue como me pude desenvolver en Miami como tal».

Erika se enfrentó a dificultades en el camino.
Erika se enfrentó a dificultades en el camino.

Sin embargo, de las pruebas en la vida se aprende, fue así como Erika comenzó a brillar y a conocer el mundo en Miami, y así ya comenzó con su primer negocio.

Erika emprende su primer negocio 

Tras pasar por duras pruebas, pero con grandes enseñanzas y experiencia, Erika decidió emprender en Estados Unidos con una empresa, una agencia de empleos y se llama Worldstaff USA.

Más noticias

Últimas Noticias

Abrir anuncio

Close
error: Contenido Protegido