SAN PEDRO SULA. Dos automóviles decomisaron las autoridades la mañana de este martes en la conocida Colonia Miguel Ángel Pavón de esta ciudad, al norte de Honduras.

Se trata de un pick up color rojo, Tacoma y con placas PDJ 9436, así como de un Isuzu D-max color gris y sin placas, ambos propiedad de un supuesto narcotraficante de nombre Nery Orlando López Sanabria, a quien capturaron la semana anterior en la localidad de Naco, Cortés.

A Sanabria lo detuvieron el miércoles pasado cuando iba con su esposa Ericka Julissa Bandy y su guardaespaldas Maximiliano Echeverría en un vehículo blindado. Se dijo que este cual tenía dos compartimientos ocultos en los que llevaban 193,000 dólares, pistolas, joyas, pepitas de oro y documentos.

Se supo que en uno de los vehículos encontraron una caja fuerte y al parecer hay varias caletas dentro. Por lo que las autoridades se encuentran revisando ambos carros.

Para recordar, con fotografías dentro de un ataúd, el supuesto narcotraficante Nery
Orlando López Sanabria hizo creer que estaba muerto. Esto, desde hace al menos tres años para que autoridades y grupos criminales no lo ubicaran.

La fotografía en la que López Sanabria aparecía en el ataúd fue distribuida por sus cercanos en Santa Bárbara. Asimismo, en La Entrada, Copán e hicieron creer que él estaba muerto.

Fotografía: Nery Orlando López aparece dentro de un ataúd

Para que la trama fuera más creíble, con influencias, el supuesto narcotraficante también se encargó de que en el Registro Nacional de las Personas (RNP) fuera inscrita su defunción. Logró su objetivo, pues en el censo electoral Nery Orlando López Sanabria,
con número de identidad 1613-1982-00644 y con domicilio en Nueva Arcadia, Copán, aparece como muerto.

Al desaparecer toda la información legal y hacer creer que estaba muerto, el supuesto narcotraficante logró siempre con influencias en el RNP una nueva cédula de identidad con
el nombre de Magdaleno Meza Fúnez, número 0807-1985-00004, de La Libertad, Francisco Morazán, emitida el 27 de octubre de 2015.

Según la Dirección de Lucha contra el Narcotráfico, López Sanabria también se identificaba como Wilson López, nombre con el cual aparecen propiedades a su nombre.

Sus enemigos y las autoridades lo creían muerto. Pero Sanabria había orquestado un plan “perfecto” para escabullirse. Asimismo, para continuar trasegando droga hacia los Estados Unidos.

Toda esta historia que parece sacada de una telenovela de narcos la investigan a profundidad por un equipo de agentes de inteligencia de FUSINA.

Autoridades antinarcóticos lo vinculan al cartel de los hermanos Valle, extraditados y condenados por narcotráfico en Estados Unidos. Sin embargo, no han confirmado hasta el momento estos supuestos nexos.

EN LA CÁRCEL 

En la audiencia de declaración de imputado celebrada, el Juzgado de Letras de lo Penal le dictó detención judicial como medida cautelar para prevenir una fuga.

La misma medida también aplica para su esposa Ericka Julissa Baide García, José Santos Mejía Laínez. Además, Daniel Alvarado Tica Santos y Maximiliano Echeverría García, las cuatro personas capturadas junto con él.

A los cincos se les supone responsables de los delitos de lavado de activos. Así como de posesión ilegal de arma de fuego de uso comercial y explosivos.

Momento en que fueron capturados por la Policía en Naco.
Tras ser capturados fueron presentados ante los medios de comunicación de la zona norte