POLONIA.- El técnico de la Selección Sub-20 de Honduras, Carlos Tábora, habló sobre la derrota que sufrió la Bicolor ante la selección de Uruguay.

La Sub-20 dirigida por Tábora ya suma dos derrotas en el Mundial de Polonia.

Los catrachos cayeron 2-0 ante los charrúas, sin embargo destacaron varios jugadores como Josué Gómez, Josué Villafranca entre otros.

Asimismo después del segundo juego perdido el técnico hondureño dio la cara en la conferencia de prensa.

«Partiendo de nuestra posibilidades, había que hacer un juego inteligente y buscar la posibilidad de contrarrestar a una selección uruguaya; que sabe defenderse y agruparse», inició diciendo Tábora.

Y agregó: «hicimos correcciones para contrarrestar. Una pena que a balón parado nos hayan hecho ese gol que nos incomodó, porque a esa altura el partido estaba parejo y luego en el segundo tiempo, cuando mejor estábamos nos cayó ese segundo», lamentó.

Sin embargo asegura que este equipo demostró algo diferente, en un partido ante un Uruguay que se analizaba más fuerte: «me quedó con la cara y la actitud del equipo, hoy fue una Honduras totalmente diferente; con jugadores con apenas minutos en la primera división de mi país», criticó.

 Pero ratificó que: «Con este mismo grupo hicimos cosas importantes en Colombia (Juegos Deportivos Centroamericanos y del Caribe de Barranquilla donde ganaron el Oro)».

«Cuando uno tiene jugadores que en sus clubes no alcanzan la madurez debemos trabajar en el tema mental», enfatizó en torno a la escasa experiencia profesional de los suyos.

Honduras cierra ante Noruega

Los muchachos cerrarán su actuación de la fase de grupos ante Noruega, selección que llega de caer este lunes 2-0 ante Nueva Zelanda.

Además Tábora abordó en la conferencia que tuvo el respaldo del técnico uruguayo Fabián Coito, que actualmente es el entrenador de la Sub-23 y selección mayor de Honduras.

«También ha tenido un acercamiento con esta generación, ha sido importante su presencia en el dialogo; y el conocimiento de la selección uruguaya», contó.

Y acerró: «Son muchachos, están en una Copa del Mundo, ese tercer juego puede representar el honor; no vamos a venir con Noruega a regalarnos; ellos buscan un sueño de mostrarse y por ahí saldrá algún jugador exportado», enfatizó.