34 C
San Pedro Sula
sábado, junio 15, 2024

Carlos Discua: “No es responsabilidad mía hacer siete u ocho goles”

Debes leer

Cronometro. El hondureño Carlos Discua considera que todavía tiene que dar más en cada juego con Alajuelense, explica que su principal función es asistir y cumplir las encomiendas tácticas del técnico Hernán Torres. El goleo es un tema que está en segundo plano.

¿Cómo se ha sentido en los primeros juegos en Costa Rica?
Muy bien, pero consciente de que debo y puedo dar más, no ha sido fácil adaptarme a las canchas y al fútbol de acá. A base de trabajo me siento con mayor confianza. La ayuda de mis compañeros me da garantías de que puedo conseguir dar más con el avance del campeonato.

¿En Honduras la mayoría son naturales?
La mayoría no, todas. Allá los terrenos de juego son naturales y acá nos pasa a la inversa, así que ese punto no ha sido fácil para mí.

¿Cuál es el factor que más le dificulta a la hora de jugar en una cancha artificial?
Cogerle la vuelta a la cancha, las cosas son muy diferentes. El pique y el correr del balón, esos son dos puntos en los que no se ha hecho fácil. La mejoría en ese punto me lo dará el trabajo y conociendo las canchas, solo así lo voy a lograr.

¿Cuál es su objetivo en cuanto al goleo?
Aportarle al grupo para ser campeón. Si me toca hacerlos, trataré de ser efectivo, pero no es responsabilidad mía hacer siete u ocho goles. Mi responsabilidad es hacer un buen trabajo en lo que me pide el técnico y que anoten los demás. Lo importante es que el grupo gane y así lograr los objetivos.

¿Entonces su principal labor es asistir y no tanto anotar?
Sí. Lo primero es cumplir en lo táctico, en lo que pide el profesor. A él le gusta que estemos lo más que se pueda en el área rival y tratar de tener el balón el mayor tiempo posible en nuestro poder. Me pide que el balón pase por mí, que lleve el volumen de juego del equipo y siempre tratar de asistir en esos últimos toques. Lo primero es hacer un buen trabajo y asistir a mis compañeros.

En cinco fechas solo lleva una asistencia….
Me falta acomodarme más a la cancha, al estilo del profesor no, porque él tiene su estilo claro y lo comprendemos. Estamos captándolo bien, me falta aprovechar las que me queden. Estoy tranquilo y consciente que habrá nuevas oportunidades y que resolveré.

Carlos Discua “No es responsabilidad mía hacer siete u ocho goles”1

¿Hay alguna diferencia en la función que tuvo en el Motagua con la que realiza acá en Alajuelense?
Casi no, me parece que es la misma. Sí cambia el sistema táctico de juego, allá era un sistema diferente pero con la libertad de jugar. Aquí el profesor también me la está dando, me pide que me suelte, que haga las cosas con tranquilidad pero siempre cumpliendo en lo táctico.

En el Motagua su función era exclusivamente atrás de los delanteros, acá por momentos está más arrecostado a un sector, ¿le reduce el panorama del arco rival?
En el Motagua jugaba atrás de los delanteros, se usaban dos y yo a las espaldas. Como usted dice, tenía más panorama del juego. Acá en ocasiones me meto al centro y participo. Acá el sistema sí es diferente, jugamos un poquito más abiertos, intercambiando con las diagonales hacia adentro.

¿Es una obligación ser protagonista en Honduras?
La obligación es aportarle en lo que pueda, siempre ha sido mi meta estar en la selección y ahora que llegó el llamado solo queda aprovechar. Hasta ahora he estado en todo en el proceso del profesor (Jorge) Pinto. Uno debe mantenerse y eso se logra con el trabajo diario. No quiero ir a la selección a pasear, o pasar el agua, como decimos en Honduras.

Usted con Jorge Luis Pinto inició de menos a más, su protagonismo lo ganó en la Copa Oro….
Sí, el profesor me ha dado muchas oportunidades. Inicié en el banco y algunos minutos, eso fue muy importante para mí. En procesos anteriores no tuve mucho chance y ahora terminé con algunos juegos como titular, así que la idea es mantenernos y mejorar. La gente espera mucho de mi persona.

Estás a un paso de recibir nuestro PDF Gratis

Última Hora

Hoy en Cronómetro

error: Contenido Protegido