25 C
Honduras
viernes, octubre 15, 2021

Carlos Bustillo, hondureño que destaca en Microsoft y la NASA

SAN PEDRO SULA, CORTÉS. Carlos Bustillo, un hondureño que ahora reside en Argentina, está poniendo en alto el nombre de su país, pues con apenas 24 años de edad, está destacando con sus proyectos científicos y difusión de tecnología mecatrónica, además de eso, es coautor de un libro y ha trabajado con Microsoft.

Desde muy pequeño destacó en la escuela y colegio. Carlos era (y continúa siendo) un amante del conocimiento y la curiosidad. Un genio de las matemáticas y un maestro de la programación, áreas que para muchos son un verdadero dolor de cabeza, pero él ahora las ve como un «hobby».

Por cierto, él nació en 1997 en Tegucigalpa. Es orgullosamente salesiano. Toda su primaria y secundaria la estudió en el Instituto San Miguel. Figuró en el Cuadro de Honor durante todos esos años.

Diario Tiempo se contactó con Carlos para conocer más acerca de él, platicar sobre sus logros y preguntarle cuál es el mensaje que desea transmitir a sus compatriotas tan soñadores y entusiasta como él. El joven muy amablemente aceptó la plática.

«Siempre he sido curioso. Me llama la atención descubrir nuevas áreas. Entrenaba activamente en las Olimpíadas de Matemáticas en la Universidad Pedagógica Francisco Morazán. Tuve la oportunidad de participar en varias competencias de Robótica a nivel centroamericano. ¡Ah! Y un dato ‘random’: siempre me ha gustado el arte e ir a exposiciones en museos. ¡Me vuela la cabeza eso!», comentó él.

}
Carlos Bustillo frente a un mural en honor a Diego Armando Maradona.

Una aventura fuera de las fronteras

Con nada más 17 años, con permiso de sus papás, decidió ir a probar suerte a Argentina. Allá está justo en este momento comiendo ‘choripanes’ y tomando mate, pero asegura que ni por cerca ha olvidado sus raíces y el amor que siente por Honduras es inconmensurable.

«(…) En esos tiempos había ‘googleado’ sobre Ingeniería Mecatrónica y me gustó mucho las aplicaciones que tiene, desde dedicarte a áreas de petroquímica, a la Inteligencia Artificial, áreas de de producción y muchas cosas más», recordó.

Su sueño era convertirse en un gran ingeniero mecatrónico, pero en Honduras no hay universidades especializadas en la materia. Entonces descubrió que «Argentina tiene una de las mejores universidades en Mecatrónica a nivel latinoamericano».

«Salir de tu país involucra muchas cosas, desde proyectarte a un mejor futuro y literalmente dedicarte a lo que gusta, hasta alejarte de tu familia y amigos.
Sí alguien tiene la posibilidad de salir del país, yo le digo que ‘Ni lo piense, que arme las maletas y se aventure’. El primer paso siempre es el difícil. Hay un mundo allá afuera que te está esperando, para que crezcas como persona, profesionalmente y te enriquezca culturalmente», aconsejó.

Carlos quedó como finalista en el OpenCV AI Competition, la competencia de Inteligencia Artificial espacial más grande del Mundo, patrocinada por Microsoft e Intel.

Basándose en su experiencia, Carlos consideró que a veces una breve búsqueda en internet es suficiente para hallar un destino distinto a Estados Unidos para cumplir sus sueños y una mejor calidad de vida.

Por más que en ese país hablen tu mismo idioma, posiblemente hasta los chistes sean diferentes. Siempre toca reinventarse y adaptarse al lugar.

«(…) Hay más países. A veces solo basta una buena ‘googleada’, consultar en la embajada o institución correspondiente, persignarse y aventurarse. Todo bajo la premisa de un presente/futuro mejor», opinó.

Le encanta enseñar a otros

La brillantez de Carlos no pasa desapercibida en aquel país sudamericano. Su destacada trayectoria lo ha llevado a ser invitado para dar conferencias de Inteligencia Artificial y Programación y más a comunidades de jóvenes.

Para él «es muy enriquecedor ver qué se está haciendo en otros países y ver cómo adaptarlo para aplicar en Honduras. ¡Honduras tiene mucho talento! A veces solo basta un pequeño empujón para empezar a volar.

Carlos se ha desempeñado como Computer Vision & Software Developer. He trabajado para distintas empresas y ‘start ups’ en Latinoamérica. Y por si fuese poco, hace unos meses terminó un proyecto para la Comisión Nacional de Energía Nuclear Argentina (CNEA) en el análisis de imágenes ópticas.

«Me gustan los retos y proyectos disruptivos. Y actualmente trabajo en una Consultora Privada de Software en el área de Inteligencia Artificial», agregó.

Más noticias

Últimas Noticias

Abrir anuncio

Close
error: Contenido Protegido