Caravana migrante 2020: hondureño muere ahogado en río Bravo

1148
Migrante
Foto en vida de Griffin Joel Ponce Rosales.

REDACCIÓN. Un migrante hondureño que huyó del país el pasado 15 de enero junto a la primera caravana del 2020 murió ahogado ayer cuando intentaba cruzar nadando el río Bravo para llegar a Estados Unidos.

Durante las primeras horas del día, elementos de la Fiscalía General del Estado levantaron el cadáver del hondureño Griffin Joel Ponce Rosales, de 31 años. Al connacional lo identificó su hermano Manuel Alexander Ponce Espinoza, de 27, también migrante.

Ponce Espinoza se salvó de morir en las caudalosas aguas, pues la corriente también lo estaba arrastrando, pero logró llegar a la orilla.

En ese sentido, el sobreviviente dijo que trataron de ingresar a Estados Unidos por el río a la altura del ejido El Centinela durante la noche del lunes. Cuando se percató de que a su hermano se lo llevaba la corriente, él se regresó al lado de México para buscar ayuda para encontrarlo sano y salvo.

Sin embargo, nada pudieron hacer los rescatistas, pues poco después de iniciar las labores de búsquedas, lo hallaron muerto.

Le podría interesar: Fernando del Rincón resalta el sufrimiento de los migrantes hondureños

Otros dos cadáveres el mismo día, pero no de hondureños

Por otro lado, según informaron medios locales, se encontró un segundo cuerpo a eso de la 1:20 de la tarde. El cadáver estaba atrapado entre los carrizales en el lado estadounidense. Elementos de Patrulla Fronteriza, con ayuda de un aerobote, ataron el cuerpo y lo acercaron hasta la orilla, donde estaban elementos del Sheriff y detectives que se hicieron cargo del caso.

Y el último de los casos ocurrió cerca de las 5:00 de la tarde, cuando se realizó un tercer hallazgo, esta vez a la altura del rancho Las Margaritas del ejido San Isidro, donde al momento se desconoce si el occiso portaba alguna identificación.

Lea: ONU a México: No más violencia contra migrantes