REDACCIÓN. Hace apenas un mes un grupo de centroamericanos comenzó el víacrucis con el fin de llegar hacia los Estados Unidos, en la denominada Caravana de Migrantes. En ese entonces unas 1,500 personas se dirigían hacia en norte en busca de refugio a raíz de el desempleo, delincuencia e inseguridad que viven nuestros país, especialmente Honduras y El Salvador.

Este día con banderas en mano y pancartas pidiendo asilo llegaron hasta la frontera de Tijuana el grupo de inmigrantes.

Según el diario estadounidense The Washington Post son cientos los manifestantes que llagaron hasta el lado opuesto de la frontera en señal de apoyo a los centroamericanos.

Entre los migrantes van más de 200 niños hondureños esto según el dato que manejan (COIPRODEN),que es la Red de Instituciones por los Derechos de la Niñez de Honduras.

Cuando está caravana comenzó en mandatario estadounidense aseguró que dejaría de brindar la ayuda a los países de la región como medida de presión. Además la tacharon de amenaza para la nación del norte.

Cabe resaltar que en está caravana de migrantes el 80 por ciento son hondureños.

Distintos cánticos se coreaban en el muro entre ellos sobresalía uno que decía:  “Somos migrantes, no somos criminales, somos trabajadores internacionales. Por qué nos matan, por qué nos asesinan si somos la esperanza de América Latina”.

Y es que hasta la frontera llegaron distintos medios de comunicación dándole cobertura a este hecho trascendental. Ya qu en mucho tiempo no se había visto tanta cantidad de emigrantes pidiendo asilo.

Caravana de migrantes llega a la frontera de Estados Unidos
Entre los que cantaban con fuerzas frente al muro consignas de “¡Alerta! ¡Alerta! que camina, la lucha de inmigrantes por América Latina”.

La Oficina de Ciudadanía y Servicios de Inmigración (USCIS) de los Estados Unidos ha explicado que se puede otorgar estatus de refugiados o asilo a personas que han sufrido persecución o que teman que se les persiga por razones de raza, religión, nacionalidad y/o pertenecer a un cierto grupo social u opinión política.

Lea también: CNN publica historia de hondureña que viaja en Caravana de Inmigrantes

Testimonio

En este víacrucis están varios hondureños con testimonio desgarradores. Sobre la inseguridad que se vive en el país entre ellos está el caso de doña Laura una mujer que emigro junto a sus cuatro hijas; debido a que las pandillas la tenían amenazada de muerte a ella y sus familiares.

“Lo más difícil fue cuando hace unas semanas le metieron fuego a mi casa”. Ese incendio, según cuenta, le causó quemaduras a una de sus hijas. La certeza de que los pandilleros continuarán con los hostigamientos hizo que la familia prefiriera salir de Honduras;  y atravesar Guatemala para unirse a la caravana en la frontera con México. “Me vine con mis cuatro hijos para no arriesgarlos. En Honduras corren peligro”

Está es una de las tantas historias terribles que marcan la vida de estos hondureños.  Mismo que han abandonado el país debido a la falta de seguridad, empleo y extorsión.

A eso se le suma la crisis pos electoral en Honduras; ya que muchas personas perdieron su empleo debido al cierre de empresas por los actos vandalismos.