Mujeres son capturadas mientras vendían droga «crispy» en SPS

A las afueras del autolote también se montó un operativo de registro.

925
droga crispy en un autolote
Las mujeres serían las encargadas de vender la droga en el autolote y alrededores.

CORTÉS. El operativo de la Dirección de la Lucha Contra el Narcotráfico (DLCN) en San Pedro Sula continúa y hasta este momento se ha capturado a dos mujeres por vender la supuesta droga crispy en un autolote.

En ese sentido, los nombres de las involucradas no han sido revelados por su seguridad personal. Sí se confirmó que cuando los agentes de la DLCN llegaron al autolote, ellas fueron encontradas con la droga; misma que estaba siendo comercializada.

Al parecer, la droga conocida como crispy, se trata de marihuana modificada. El trato de la hoja es diferente, lo que la hace más fuerte y aumenta su precio. Un carruco del estupefaciente nueva podría venderse a Lps. 150.

Los agentes procedieron a inspeccionar el interior de los vehículos en el autolote. Sin embargo, las féminas fueron interrogadas en el mismo lugar. Luego serán trasladadas al Ministerio Público para continuar el proceso investigativo.

Decomisan droga crispy en un autolote de SPS

El operativo en barrio El Benque se está realizando con el objetivo de desarticular integrantes de la Mara Salvatrucha (MS-13); quienes dominan la zona y se encargan de la venta de la nueva droga.

Asimismo, en la calle, los agentes también detienen ciertos vehículos que transitan por la capital industrial. Esta labor se ejecuta, únicamente, como un acompañamiento del fuerte operativo y para evitar que otros vendedores se den a la fuga.

Droga crispy, ¿qué es?

El crispy proviene de la planta del cannabis, dicha sustancia contiene un alto contenido de tetrahidrocannabinol mejor conocido como «THC». Su alto contenido de THC se debe a que el crispy es tratado con químicos muy fuertes.

Por la razón anterior, es más adictiva que la marihuana regular. Además de esto, el crispy contiene un alto grado psicoactivo y alucinógeno sobre el que la consuma. Lo cual da un acceso directo sobre el sistema nervioso central ocasionando cambio en sus funciones.

Los síntomas producidos por el consumo diario del crispy son depresión excesiva en la persona; produciendo dependencia constante de la sustancia para poder sentir felicidad, trabajar, comer o dormir.

Asimismo, a largo plazo produce apatía, depresión y falta de culminación en las labores. Además produce un efecto paranoico, que se convierte en una enfermedad conocida como la esquizofrenia. La persona se ve amenazada sin ser amenazada y se torna agresiva.