23.3 C
Honduras
miércoles, julio 28, 2021

Caos en colonia La Era: vecinos se oponen a entierro por temor al COVID-19

TEGUCIGALPA, HONDURAS. Un enfrentamiento con piedras y bombas lacrimógenas se registró la mañana de este jueves en la colonia La Era de la capital luego de que un carro fúnebre intentó abrirse paso para llevar un cuerpo hacia el cementerio Amor Eterno.

El disturbio se desarrolló entre decenas de habitantes de la zona y elementos de la Policía Antimotines. La fuerza de seguridad intentó liberar la vía, pero los lugareños opusieron resistencia, asegurando que la persona en el vehículo fúnebre, murió por COVID-19.

Los familiares del difunto, por su lado, aseveraron que no murió por esa enfermedad, sino por insuficiencia renales. Pero, los vecinos se mantuvieron firmes: si no se mostraba un certificado de defunción que pruebe lo que dicen, no los dejarían pasar.

En virtud de ello, las personas colocaron piedras, barreras de concreto, llantas en llamas, basureros y hasta sus propios automotores para evitar el tránsito en el área. Ellos aseguran que, en horas de la madrugada, autoridades intentan hacer sepelios sin que nadie se de cuenta.

«Aquí mandamos nosotros, los de La Era. Ponemos las reglas y las autoridades no valen nada porque sólo apoyan a los empresarios y, a los que no tenemos dinero, nos mandan enfermedades», expresó un manifestante.

Aunque la mayoría de los integrantes de la protesta portaban mascarillas, la cercanía entre uno y otro era excesiva, sin respetar el metro y medio de distancia recomendado ante la emergencia sanitaria.

Lea también: ¿Cadáveres pueden transmitir el COVID-19? Salud explica

La Era
Este vehículo es el que buscó, sin éxito, enterrar un cuerpo inerte en el cementerio Amor Eterno.

Cumplieron su cometido

Al lugar también se personaron agentes de la Policía Militar del Orden Público (PMOP) y la Policía Nacional. Tras alrededor de una hora y media de confrontamiento, la familia desistió del entierro y el vehículo en mención huyó de escena.

No obstante, el busito recibió múltiples pedradas, que provocaron abolladuras y otros daños materiales. Se reportó también que algunas personas resultaron afectadas por el gas lacrimógeno, pero fueron auxiliadas por vecinos.

Según informó un subcomisionado de la Policía Nacional intentaron dialogar con los manifestantes y no se logró un acuerdo. El cadáver fue devuelto a la morgue y los agentes permanecieron por un tiempo más para garantizar el regreso a la normalidad en el vecindario.


🔹 Suscríbete gratis a más información sobre el #COVID-19 en nuestro WhatsApp haciendo clic en el enlace: bit.ly/whatsapptiempo

Más noticias

Últimas Noticias

Abrir anuncio

Close
error: Contenido Protegido