Karli Ortega, la cantante hondureña que no se deja frenar por la esclerosis múltiple

1199
Karli Ortega
La esclerosis múltiple no ha podido con el talento de Karli Ortega.

SAN PEDRO SULA, HONDURAS. Karli Ortega es una cantante hondureña con una voz prodigiosa, que demuestra que ni siquiera una enfermedad como la esclerosis múltiple es una barrera suficiente cuando se tiene talento, humildad y fe.

Karli Ortega se define como una mujer que no se deja vencer ante la adversidad. «He aprendido a ser perseverante, constante, y a ver lo bueno de cada situación que se nos presenta en la vida. Soy muy alegre, me gusta hacer reír a los demás y me gusta ayudar a las personas que más lo necesitan», dijo al preguntársele acerca de su persona.

Ella decidió tomar la carrera de cantante porque en la música descubrió que se siente bien y feliz. «Es medicina para mi alma, para mi ser. Soy feliz cantando y conectando con otros a través de la música», sostuvo la artista.

Karli siente que Dios da el talento, pero es nuestra responsabilidad buscar quien nos eduque ese potencial, y nos enseñe cómo desarrollarlo.

Se considera una mujer que trabaja duro y que ha logrado alcanzar metas a base de ese esfuerzo. «El éxito es bonito, pero es efímero si no trabajas a diario», externó la cantante.

Karli Ortega dentro de poco se graduará de la carrera de Periodismo, en la Universidad Nacional Autónoma de Honduras en el Valle de Sula. También es compositora de canciones.

Oficialmente tomó la música como carrera a los 11 años. Desde esa edad en adelante empezó a concursar en festivales y eventos a nivel colegial y nacional.

En una entrevista con TIEMPO Digital, dijo que la pandemia «ha sido una montaña rusa de emociones», porque su abuelo paterno falleció, y también por la cancelación de eventos, ya que económicamente se vuelve duro.

Puede interesarle: ¡Es catracha! Kathy Munguía presentará sus esculturas de piedra en EEUU

Carrera artística

Karli respondió a las siguientes preguntas en una entrevista realizada.

¿Qué considera imprescindible para su carrera como cantante?

El apoyo de mi familia. Sin el apoyo de mis seres queridos sería bien difícil. Tener el apoyo de la gente es realmente fundamental para una carrera artística.

¿Quiénes son sus artistas preferidos?

A lo largo de mi vida he admirado a diferentes artistas. Cuando empecé admiraba mucho a Natalia Jiménez de la Quinta Estación, Whitney Houston, Celine Dion, Rocío Durcal, por mencionar algunas de las que al inicio de mi carrera fueron mi inspiración.

A nivel nacional he admirado a Oneyda de América, Moisés Canelo, Guillermo Anderson, Claudia Gonzales, Juan Carlos Alemán, Luis Enrique Álvarez, Jireh Wilson y así podría mencionar muchísimos más.

Dos de mis consentidas son Yuri y Yuridia, me identifico con sus canciones y su forma de trabajar en sus shows.

¿Cuál es la mejor experiencia que ha vivido como cantante?

Creo que de las mejores experiencias que he tenido en mi carrera de cantante es el poder presentarme fuera de mi país, representar a Honduras con mucho orgullo, en grandes cadenas de televisión a nivel internacional. Hice mi debut internacional a los 14 años en el programa DESPIERTA AMÉRICA, de la cadena Univisión.

Mi padrino musical fue José José, El Príncipe de la Canción. Fue algo que hasta la fecha aún me cuesta creerlo, pero fue uno de los mejores momentos de mi vida entera.

He tenido la oportunidad de estar en Telemundo cantando, dando mi testimonio de vida y ha sido increíble porque soy una artista independiente, soy luchadora, no soy millonaria. Canté con Leslie Grace, una de las grandes exponentes de bachata y fue algo especial.

En el 2017 me presenté nuevamente en Despierta América, pero ya regresé como: KARLI ORTEGA, LA DIVA DE LA BACHATA. Canté mi propia música y fue algo que considero como una experiencia única, porque no es fácil llegar a esos lugares. Gracias a Dios y al esfuerzo de mi papá se han logrado cosas bonitas.

Puede leer: HISTORIA HUMANA| Sindy Zelaya, madre de tres, maestra y emprendedora olanchana

¿Cuáles son sus géneros musicales preferidos?

Soy un alma alegre. Me encanta la música tropical: bachata, cumbia, merengue, salsa. También me gusta la banda, las baladas, el pop, el reggaetón, mientras me guste la canción, no importa el género.

¿Para usted ha sido rentable económicamente ser cantante? ¿Por qué?

Bueno, en la música, hay épocas de vacas gordas y vacas flacas. Soy mi propio jefe y, por ende, hay temporadas en las que hay bastante trabajo y hay temporadas en las que es intermitente. Hasta el momento creo que pues me ha ido bien, sin embargo creo que me podría ir mejor, pero hay muchos factores que influyen en eso.