¿Cambio climático influyó en formación acelerada de Eta e Iota? Expertos discrepan

358

«Ciclones son buenos»

Asimismo, «cuando hay mayores ciclones tropicales, es más probable que uno de esos afecte en nuestro territorio porque la zona ideal para que se formen ciclones tropicales es cerca del territorio centroamericano, justo por donde se formaron Eta e Iota, porque el mar es bastante cálido, pero eso es algo totalmente natural y es difícil poder cuantificar y decir qué tanto es la culpa del cambio climático».

En lo que sí coincidió el coordinador de la Unidad de Meteorología del IHCIT, con Zarela Alvarado, es en que, los ciclones tropicales son buenos para el planeta.

Lo anterior, «porque nos ayudan a mandar energía del Ecuador a los polos, si ellos (ciclones) no existieran, habría una diferencia de temperatura muy alta entre el Ecuador y los polos; en consecuencia, no podríamos existir como seres humanos, porque ellos aportan a eso, así como lo hacen las corrientes oceánicas», añadió.

Según Mejía, el problema radica en el ordenamiento territorial, porque la vulnerabilidad la construyen los propios seres humanos. «Si nosotros no respetamos los causes de los ríos, se va a inundar como sucedió en el Valle de Sula«, enfatizó.

Formación de los ciclones

En cuanto a la formación de los ciclones, Mejía pormenorizó que la energía que estos necesitan para fortalecerse, precisamente la encuentran en el mar.

«Cuando el mar está caliente, hay mayor evaporación y esta se da en flujos de calor latente que es lo que ellos (ciclones) agarran para tener toda esa energía. El vapor empieza a subir del mar; luego se condensa arriba, y cuando eso pasa, se libera el agua con la energía del mar hacia la atmósfera. Eso es lo que le da la energía al huracán para girar más fuerte y moverse más rápido».

Mejía dijo enérgicamente que, no hay poder humano que pueda controlar un fenómeno natural. En ese sentido, «lo primero que debemos hacer es adaptarnos. No podemos seguir viviendo sin pensar en el futuro, porque el cambio climático viene fuerte y después no vamos a poder ni sobrevivir».

En cuanto a la pérdida de playa en las costas hondureñas, Mejía aseguró que continuará perdiéndose territorio, en la costa norte, al sur y en Islas de la Bahía, como efecto del cambio climático.

«Tenemos los días contados. Pero es difícil predecir cuánto tiempo nos queda porque la parte atmosférica es variante; lo que sí se atreven a decir los científicos, es que los nietos de la generación actual, sufrirán los peores escenarios del cambio climático. Entonces podemos hablar de unos 50 a 60 años a futuro«, aseveró.

Recomendaciones

Los tres expertos consideran que, además de adaptarse, es de suma importancia educar a la población sobre el cambio climático.

«Lo primero que debemos hacer es dejar de vivir en lugares vulnerables. Necesitamos incentivar la ley de ordenamiento territorial -que ya la tenemos-, y debemos parar la tala de bosques. No le podemos achacar esto al cambio climático y decir que no es nuestra culpa. Hay que aceptar nuestro grado de responsabilidad como ser humano», dijo Edgar Josué Mejía.

Sumado a ello, pidió a las autoridades, que inviertan en más prevención, infraestructura, ciencia, educación y capital humano. «No podemos esperar que nos venga a dañar un fenómeno como estos y que después nosotros queramos mitigar y ver cómo reconstruimos», sostuvo.

Por su parte, César Quintanilla, propone la implementación del tema cambio climático al sistema educativo nacional. Lo anterior, porque «esa es la diferencia entre nosotros -los países en desarrollo- y Europa».

Mientras que, la profesora Zarela Alvarado, recomendó la reforestación, «para que nuestros suelos no estén vulnerables ante este tipo de precipitaciones excesivas».


🔹 Suscríbete gratis a más información en nuestro WhatsApp haciendo clic en el enlace: https://bit.ly/tiempodigitalhn