caficultor ultimado en Santa Bárbara
El hombre no sobrevivió a las heridas.

SANTA BÁRBARA, Honduras. – En el occidente de Honduras se reportó hoy la muerte de un hombre de oficio productor de café. Las autoridades en el departamento de Santa Bárbara informaron su muerte en horas de la tarde de hoy miércoles.

El hecho violento se dio en San Isidro, sector del municipio de San Francisco de Ojuera, Santa Bárbara. El hombre fue llevado herido al Hospital Santa Bárbara Integrado por la Policía Preventiva, donde falleció.

El nombre del caficultor es José Armando Sánchez, quien tenía 58 años. El ahora occiso era un reconocido dueño de varias fincas en la zona. Era originario de Santa Rita, Santa Bárbara, mientras que sus fincas las tenía en San Francisco de Ojuera.

Emboscado

De acuerdo a lo compartido por la parte policial, Sánchez fue emboscado mientras iba hacia Santa Rita con otros trabajadores. Según informes, fue atacado con disparo de escopetas.

Quienes iban con él no se percataron que había sido herido hasta que lo vieron resentirse de la herida. Según se relató, solamente oyeron el disparo, pero no supieron su procedencia.

Sánchez fue malherido y llevado primero en un carro particular, para luego ser movilizado por la Policía hasta el centro hospitalario donde perdió la vida.

patrulla
Una patrulla policial llevó al cafetalero malherido al hospital, donde murió.

Daniel Ángel Pérez, uno de los testigos que asistieron a Sánchez, refirió del suceso lo siguiente:

“Nosotros salimos a las 2:00 de la tarde y nos entretuvimos a platicar de trabajo. Luego nos vinimos. A unos 100 pasos de la finca, cerca de una quebrada que le llaman “La Rabia”, fue el ‘macanazo’ del tiro”.

“Ese tiro nadie supo de dónde salió. Cuando me fijé, lo miré que medio se cayó. Él dijo ‘venga ayúdeme’; fue cuando lo agarramos y queríamos traer ‘chineado’, pero no podíamos. Entonces otro muchacho trajo un carro lo montamos. La Policía lo terminó trayendo aquí”, concluyó.

Las autoridades manifestaron que ya se encuentran investigando este acto criminal para dar con los hechores del mismo.