Caen los presuntos asesinos de fisicoculturista en SPS; pandilleros en Planeta

955
fisicoculturista en SPS
El hallazgo del cuerpo de la deportista ocurrió hace exactamente una semana.

SAN PEDRO SULA, CORTÉS. En las últimas horas se reportó la detención de tres presuntos pandilleros en la colonia Planeta de La Lima.

Según información policial, ellos serían los responsables de secuestrar, torturar y ejecutar a Leyla Sarahí Ebanks, quien fue hallada muerta el pasado lunes 13 de noviembre en las aguas de un crique que conecta con San José del Boquerón, sector Ticamaya, una zona de difícil acceso.

Además, los tres sujetos serían miembros activos de la pandilla 18. Dos de los sospechosos son menores de edad, de a penas 17 años, mientras que el tercero responde
al nombre de Reiniery Alexander Sánchez, según informaron autoridades.

Le podría interesar: fisicoculturismo, el deporte que sobrevive a “pura garra” en Honduras

Supuesto móvil del crimen

Las investigaciones de la Policía establecen que el crimen de la deportista fue en venganza contra su esposo, de quien se supo está recluido en «El Pozo», en Ilama, Santa Bárbara. El objetivo de los pandilleros era que les diera información sobre él, según las autoridades.

ANTECEDENTE: identifican carro en el que raptaron a la deportista

Hace tan solo dos días se reportó el hallazgo del vehículo que presuntamente los asesinos emplearon para raptar a Ebanks y posteriormente lanzar su cadáver a El Boquerón, Ticamaya.

Según información preliminar, la Policía del sector Planeta fue alertada del hallazgo de una camioneta que había sida robada. Tras eso, agentes se dirigieron al lugar donde se ubicaba y, en efecto, allí estaba; pero para su sorpresa, en el mismo lugar había también otro vehículo. Este era tipo turismo, marca Honda Civic, color azul y sin placas. El automóvil descrito anteriormente, es que supuestamente utilizaron los criminales que ultimaron a la fisicoculturista.

EL HECHO

Se dio a conocer que el pasado jueves 8 de noviembre, a eso de las 10:00 de la noche, cuatro sujetos con pasamontañas raptaron a la deportista que residía en la colonia Planeta. Lo anterior, en presencia de su pequeña hija que desesperada les rogaba a los sicarios «no la maten», mientras miraba como se le llevaban.

Finalmente, Leyla Sarahí Ebanks fue ejecuta. Su cuerpo lo encontraron el lunes 12 de noviembre flotando en las aguas de un crique que conecta con San José del Boquerón, sector Ticamaya, un sector de difícil acceso.

Los característicos tatuajes de Ebanks y la ropa que portaba ayudaron a confirmar a los parientes que sí se trataba de ella.

A Leyla la encontraron señales de tortura: decapitada, atada de manos, un trapo amarrado a su cabeza y además un seno cercenado.

Tras el hallazgo, el cuerpo de la muchacha fue llevado a la morgue sampedrana. Allí se le realizaron una serie de exámenes forenses.

Denuncia

Los parientes dijeron que al enterarse del secuestro, fueron a interponer la denuncia a la Policía; pero les dijeron que no podían actuar mientras no pasaran las 24 horas, pese a no ser una denuncia cualquiera.