DE MUJERES. Teñirse el cabello es una de las prácticas más comunes en lo que a tratamientos capilares se refiere. Aunque suele ser inofensivo, este proceso puede traernos malas consecuencias en el caso de que suframos alergia a los tintes, ya que muchas veces no somos cocientes de ello.

Si has comprado algún tinte sabrás que en la caja aparecen recomendaciones e instrucciones, también advierten que el producto pueda generar reacciones alérgicas cutáneas. Aunque nunca te haya ocurrido nada, por el momento, debes tener cierta precaución a la hora de teñirte el pelo, tanto en peluquería como en tu propia casa.

Puede darse el caso de que no se haya producido una reacción alérgica; no obstante, después de habernos teñido muchas veces con el mismo tinte, pueden manifestarse molestos síntomas como el picor o el escozor hasta inflamación.

Lea también: ¿Por qué me salen canas? Estos factores son los responsables

Reacciones alérgicas

Los tintes convencionales suelen utilizar sustancias químicas en su composición que pueden desencadenar o desarrollar ciertas reacciones alérgicas en las personas que los utilizan. El uso constante de estos productos para teñir el pelo aumenta el riesgo de desarrollar una alergia.

Los  compuestos químicos del tinte que pueden propiciar la reacción alérgica son el amoníaco, el resorcinol o la parafenilendiamina, conocida también como PPD. Frecuentemente, es este último elemento, es el causante principal de la alergia al tinte de pelo.

Aunque la reacción alérgica al tinte de pelo pueda aparecer de forma repentina, esta suele manifestarse a través de síntomas que pueden ser leves o graves, dependiendo del grado de alergia que ha producido el producto en cada uno.

Síntomas leves: 

Enrojecimiento del cuero cabelludo, cuello y orejas, es decir, de todas aquellas zonas que han permanecido en contacto el tinte; así como picor, comezón o escozor en las mismas áreas.

Síntomas graves: 

Aparición de granos y ampollas, oscurecimiento de las zonas de la piel que han estado en contacto con el tinte. Hinchazón en áreas como el cuero cabelludo, ojos, orejas, cuello o rostro. También puede darse inflamación en labios y párpados.

Es muy importante hacerse el test y comprobar que no tienes reacción al tinte, debes aplicar el producto en alguna zona de tu cuerpo antes de utilizarlo. Se recomienda hacer esta prueba entre 14 y 48 horas antes de teñirte de manera definitiva.

El test, además, debe realizarse solo con el tinte, es decir, sin mezclarlo con el agua oxigenada o el peróxido de hidrógeno. Las zonas recomendadas para hacer la prueba son la muñeca, la mano o detrás de la oreja. Deja el tinte durante 20 minutos en el área donde se haya aplicado antes de retirarlo con agua.

Siempre es muy importante acudir al médico ya que en algunos casos los remedios caseros no funcionan, o también optar por utilizar tintes veganos u orgánicos que no causen el deterioro de tu cabello. Recuerda: un cabello sano es un cuerpo sano.

De interés: ¿Problemas con tu cabello? Este exfoliante de azúcar solucionará todo


🔹 Suscríbete gratis a más información sobre el #COVID-19 en nuestro WhatsApp haciendo clic en el enlace: bit.ly/whatsapptiempo