SAN PEDRO SULA, HONDURAS. Un supuesto cabecilla y tres mareros fueron capturados en las últimas horas en la aldea Chotepe, sector Chamelecón, zona norte del país.

Las acciones las llevaron a cabo por parte de la Fuerza Nacional Anti Maras y Pandillas, en el marco de las operaciones de a Fuerza de Seguridad Interinstucional Nacional (FUSINA), mediante seguimiento y vigilancia.

Los arrestados responden a los nombres de Maynor osé Almendarez López, alias “El Charly”, de 29 años de edad, Misael Antonio García Díaz, alias “El Pronto”, de 21 años de edad y un tercero alias “El Camilo”, de 17 años de edad.

Según las investigaciones de as autoridades, los detenidos son miembros activos de la estructura criminal Mara Salvatrucha (MS-13) y se dedicaban a cometer el delito de extorsión en el sector de Chamelecón.

Al momento de su arresto se les decomisó 500 lempiras, supuestamene derivados de a extorsión, dos celulares, un arma de fuego, un cargador para arma de fuego tipo pistola y 11 proyectiles calibre 9 mm para arma de fuego tipo pistola.

Tras ser presentados públicamente, fueron remitidos al juzgados correspondiente por cometer el delito de extorsión en perjuicio de testigo protegido y portación ilegal de armas de uso comercial en perjuicio de la seguridad del interior del Estado de Honduras.

Evidencia decomisada durante el operativo en uno de los puntos más conflictivos de la ciudad industrial del país.

ANTECEDENTE

En julio del 2018, un agente de la Policía Militar y dos personas más perdieron la vida
durante un enfrentamiento. Esto, en la colonia 15 de septiembre del sector de Chamelecón de San Pedro Sula, zona norte de Honduras.

El agente fue identificado como Ariel Felipe Salas (24). Según se dio a conocer, el hombre era originario de Olanchito, Yoro. Mientras que Javier Antonio Santos (18) y Elvin Joel Mendoza (29) eran los dos supuestos pandilleros muertos.

Tres personas más resultaron heridas, de los cuales dos respondían a los nombres de Misael Rápalo y Óscar Gerardo Trejo. Ellos fueron trasladados al hospital Mario Rivas.

Testigos indicaron que el tiroteo se desató cuando las autoridades realizaban un patrullaje de rutina. Esto, por la colonia 15 de Septiembre del sector Chamelecón. Entonces, observaron un grupo de jóvenes con armas de grueso calibre.

Estos, al ver a los militares salieron corriendo y se escondieron en una cuartería. Los efectivos les dijeron que salieran. Entonces, cuando lo hicieron dispararon hiriendo al policía militar por lo que estos repelerieron el ataque. En la refriega el efectivo y los dos supuestos pandilleros perdieron la vida.

El cuerpo del Policía quedó dentro del predio donde se realizaba el allanamiento. Otros sospechosos intentaron huir a través de los techos de las viviendas del lugar pero fueron acorralados.

Varios de los sujetos que quedaron acorralados dentro de la cuartería continuaron disparando contra las autoridades que respondieron de la misma forma mientras vecinos gritaban desesperadamente que pararan el fuego porque había niños dentro de la cuartería. Luego, agentes de la Policía Nacional y Militar llegaron al lugar para reforzar la
seguridad de la zona.