bus en llamas

SAN PEDRO SULA.- En un  misterioso incidente, un bus se incendió en la carretera CA-13, de la ruta de Tocoa a La Ceiba.

 En un principio, se manejó como hipótesis que la unidad de transporte había sido quemada como ha ocurrido en tantos otros episodios violentos relacionados al cobro del impuesto de guerra.

Sin embargo, los reportes oficiales del Cuerpo de Bomberos y de la Policía Nacional indican que el incendio se debió a un desperfecto mecánico en la unidad de transporte.

A pesar de la pronta acción del Cuerpo de Bomberos de la zona, el bus quedó completamente destruido.

20,000 Lempiras semanales paga el alcalde de Tocoa de Extorsión

Adán Fúnez, el dueño de Transportes Mirna y alcalde de Tocoa, Colón, brindó unas declaraciones luego de que su hijo sufriera un atentado que por poco no acabó con su vida a inicios de octubre.

uando se le preguntó a Adán Fúnez si Transportes Mirna pagaba el impuesto de guerra, respondió: “Claro que sí, no hay de otra aquí. Estamos pagando 20,000 lempiras semanales”.

Es decir, que su empresa paga a los pandilleros unos 80,000 lempiras al mes.

“Las amenazas han sido permanentes”, contó el alcalde. “Entonces nosotros pensamos que este tipo de atentados son productos de la misma extorsión”, agregó.

Luego el alcalde repasó los últimos atentados que han sufrido recientemente: “En el 2015 nos quemaron un bus aquí en Las Mercedes, el año pasado nos tirotearon un bus ahí en Danto y salió muerto un pasajero”.

“Cuando nos quemaron el bus era porque querían que les diéramos más dinero”, reveló Fúnez.