Burocracia en IHTT «corrió» de Honduras a la empresa Pullmantur

1113
Pullmantur Centroamérica
Enersto Jiménez, director presidente de Pullmantur Centroamérica, narra la tediosa espera por un permiso para operar en Honduras.

«NO APROBADO» se lee en la publicación de la página de Facebook de Pullmantur Centroamérica, una reconocida empresa de transporte que tras diez años de espera por el permiso para cubrir la ruta San Pedro Sula – San Salvador, decide desistir y mover las operaciones a un nuevo país.

La noticia generó descontento entre aquellos sampedranos con la esperanza de viajar a San Salvador en las unidades de una de las empresas de transporte turístico y corporativo más reconocidas y completas. TIEMPO TV contactó al director presidente de Pullmantur Centroamérica, Ernesto Jiménez, quien aclaró qué ocurrió con la solicitud.

Aunque su publicación en Facebook menciona «3 años de trámite», Jiménez reveló que son diez años varados por la burocracia.

«Yo en el comunicado puse tres años porque tres años son con el instituto pero realmente nosotros pedimos estos permisos hace diez», dijo, explicando seguidamente que antes del Instituto Hondureño de Transporte Terrestre (IHTT) ya habían solicitado autorización al ente anterior.

Al crear el IHTT, la respuesta a su solicitud debía presentarse de nuevo y empezar el procedimiento desde cero. Con la vista puesta en los beneficios turísticos que traería para ambos países, se envió una nueva petición.

Podría interesarle: Pullmantur Centroamérica: IHTT no resolvió nuestra solicitud desde 2017

El caso de Pullmantur evidencia cómo funciona la burocracia en Honduras. «Cumplimos con todos los requisitos», agregó Jiménez, pero no había una respuesta específica hasta que hace siete u ocho meses les pidieron someter las unidades a revisión.

De acuerdo al director presidente, Pullmantur envió a Honduras las dos unidades adquiridas para cubrir la ruta SPS-San Salvador; las revisaron en el taller Scandinavia Motors y todo salió bien. Luego reinó el silencio y empezaron las excusas del IHTT.

«Decían que había mucha empresa en la ruta, cosa que no es cierto», comentó el empresario. Durante un tiempo utilizaron esta excusa para justificar el porqué la solicitud continuaba en espera.

Diez años de espera

Sin embargo, decidieron pedir una cita a la máxima autoridad del IHTT, Pyubani Williams, y se agendó el encuentro. Jiménez y un equipo de Pullmantur Centroamérica viajaron de El Salvador a Honduras para encontrarse con que la ministra de Transporte no podía atenderlos y, en su lugar, delegó a un asesor.

El enviado por Williams no les dio soluciones pero les notificó que su solicitud solamente esperaba el visto bueno de la Comisión Técnica del IHTT.  El director presidente de Pullmantur comentó que hasta optaron por contactar al Instituto de Turismo para plantearle los beneficios de habilitar la ruta: salvadoreños que llegaría a San Pedro Sula con el deseo de conocer zonas turísticas como La Ceiba, Tela y Roatán.

Ninguno de sus esfuerzos fue suficiente y diez años de espera llegaron a su fin. Pullmantur decidió desistir y mover sus unidades a nueva ruta en otro país. Nunca llegó la respuesta.

«Sí tuvimos la paciencia. Creo que tres años ha sido bastante. Sobre todo cuando las unidades han estado paradas. Las unidades están listas para llevarse a Honduras y pagar los impuestos respectivos para que les otorguen sus permisos y puedan operar», expresó Jiménez con tristeza.

Añadió que como representante de una empresa que vive del turismo no puede comprender por qué ocurre esto. «La situación está bien clara. Yo no sé en Honduras cómo se manejan las cosas pero un permiso que tarda tres años y ni siquiera se deniega, molesta».

El director presidente aclaró a los hondureños que el hecho de que Pullmantur Centroamérica decidió retirarse no tuvo nada que ver con dinero o corrupción, como indican comentarios en la publicación de Facebook. La burocracia los puso a correr y les deja con un mal sabor de boca.