SAN JOSÉ, CA. Humillados salieron los jugadores de la selección de Honduras tras desastroso partido ante Estados Unidos.

Una fría selección de las barras y las estrellas que no tuvo compasión se impuso por 6-0 ante una bicolor sin alma.

NOTA RELACIONADA: Estados Unidos le propina la mayor goleada en eliminatorias a Honduras

Rommel Quioto, quien tuvo que salir por lesión en la primera parte comentó que «no fuimos el equipo que veníamos siendo. Ahora solo toca darle vuelta a la página».

Respecto a su golpe el jugador comento que le duele y no sabe si podrá estar para el martes ante Costa Rica.

«Hay que pensar en ganar el martes ante Costa Rica. Somos los únicos que podemos levantar esto».

Por su parte, Alberth Elis también brindo declaraciones. «Es duro, nunca esperamos esto. Nos preparamos fuerte para otra cosa».

«El martes ganar es lo único que nos sirve», manifestó la «panterita» antes de abordar el autobús que los llevaría al aeropuerto.

Asimismo, Brayan Beckeles, indicó que «Esto es un tropiezo, pero nuestro objetivo sigue claro que es clasificar al mundial».

«Es una página muy dolorosa, porque también somos hondureños pero solo queda unirnos».