SAN PEDRO SULA. Impresionantes bienes de pastores más ricos del mundo se han convertido en controversía.  Mientras algunos reprenden a los religiosos por su estilo de vida ostentoso, otros los defienden diciendo que son “bendiciones de Dios”.

Las fotografías que muestran las supuestas ‘mansiones’ de seis pastores evangélicos, considerados los  más ricos de los Estados Unidos circulan en las redes sociales, con una serie de comentarios.

Impresionantes bienes de pastores más ricos
Entre los mencionados figura el hondureño Guillermo Maldonado: Su mansión está valorada en 7.4 millones de dólares.

Según miles de sitios web, las imágenes habrían sido difundidas por un medio católico, el cual describe las fotos de la siguiente manera:

‘‘Así viven los principales pastores de la falsa prosperidad en Estados Unidos. Exceso de lujos, derroche y extrema riqueza manipulando la Palabra de Dios para que otros siembren en sus ministerios’’, detalla el sitio web.

El pasado febrero trascendió una acusación en contra del pastor Cash Luna por falsificar un milagro.

Aunque no hay nada de malo con pedir una ofrenda o contribución, especialmente si la única condición es que sea voluntaria, el mundo no funciona así, o mejor dicho muchos de los movimientos religiosos funcionan de esta manera.

Un usuario en las redes sociales, de nombre Ramón Domínguez Naranjo destacó: “Soy pastor protestante, asistí a un seminario por cuatros años, pasé los exámenes que mi presbiterio me asignó, en verdad estoy preparando de que la iglesia escuche la palabra”.

“La casa en donde vivo es de la iglesia, no es la mía, lo que gano no me alcanza para comprarme una, pago mis impuestos y mi salario está fijado a un tabulador. Esas personas que tienen ese tipo de vida no son pastores, son vividores” agregó.

Entre los mencionados figura el hondureño Guillermo Maldonado: Su mansión está valorada en 7.4 millones de dólares.

Además es cuestionado por predicar y enseñar a los creyentes evangélicos que puedes pactar con Dios por “prosperidad”, acto rechazado por muchos cristianos como anti-bíblico, cuestionado también por no predicar del “rapto” que está apunto de acontecer para ellos protagonizado por Jesucristo y siendo esta una de las bases fundamentales de su fe.

Otros de los mencionados son:

La estadounidense Joyce Meyer: Su lujosa casa está valorada en 11.4 millones de dólares.

– El estadounidense Joel Osteen: La mansión está valorada en 10 millones de dólares.

– Pastor Benny Hinn: Mansión en Beverly Hills valorada en 10 millones de dólares.

– Creflo Dollar: La mansión que tiene un precio de 5.9 millones de dólares.

– Pastor Steven Furtick: Su lujosa mansión está valorada en 3.4 millones de dólares.

– Kenneth Copeland: Su casa está valorada en 2.3 millones de dólares.