BID advierte shock sin precedentes en turismo de América Latina y Caribe

355
BID
Honduras se ubica en la posición 60 del Índice de Dependencia del Turismo, según el BID.

TEGUCIGALPA, HONDURAS.  América Latina y el Caribe van a sufrir un «shock sin precedentes» por un fuerte bajón en el turismo, así lo alertó este viernes, el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

A través del informe «El Shock de la Pandemia en Turismo Sin Precedente en América Latina y el Caribe«, el BID incluyó un nuevo Índice de Dependencia del Turismo (TDI)  para países, con 35 economías de América Latina y el Caribe.

En dicho índice, Honduras presenta una tasa del 12.7 % hasta el 2018, lo que la ubica en la posición 60 dentro de la clasificación del TDI de 166 países a nivel mundial.

Según el estudio, Honduras mantiene unas 859 mil 259 llegadas de turismo de pasajeros por año. Lo anterior se mide a través del indicador de dependencia turística para los países de Latinoamérica.

En ese sentido, el BID exhorta a los gobiernos a tomar medidas sin precedente para prevenir la propagación del virus. Asimismo, pidió apoyar a los ciudadanos y las economías en una región que más depende del turismo en el mundo.

«Si bien dependen menos del turismo que muchas economías del Caribe, grandes economías como Brasil y México podrían experimentar shocks de caídas de crecimiento ligados al sector de entre 2 y 5 por ciento, respectivamente, frente a estimaciones pre-crisis», cita el documento expuesto por el BID.

Países con mayor dependencia del turismo

De igual forma, dicho organismo internacional, señaló que América incluye a países altamente dependientes del turismo. Por ejemplo: Aruba con un TDI de 84,7 %  es la economía más dependiente del mundo. En segundo lugar, se ubica Antigua y Barbuda con 61,4 %, seguido de las Bahamas 59,4 %.

Mientras que, Venezuela con 5,5 %, Paraguay  3,7 % y Surinam 3,2 % son los países que menos dependen del turismo en la región.

Igualmente, indicó que catorce de las quince economías más dependientes del turismo en las Américas están en el Caribe. No obstante, el BID puntualizó que el sector también es significativo para otras economías.

Por lo anterior, detalló que de 2014 a 2018, el turismo aportó un promedio de casi 16 % en producción y empleo en México. Entre tanto, dicho reto significó el 10 % del empleo y del PIB para Uruguay, Argentina y Chile.

Por su parte en Brasil, el turismo generó un 8 %  del empleo, lo que representó miles de puestos de trabajos.

Sobre el tema, el asesor económico para el Departamento del Caribe del BID, Henry Mooney, dijo que «sumando todo, nuestro Índice de Dependencia del Turismo y varios indicadores relacionados sugieren que países en América Latina y el Caribe van a sufrir más que otros en términos de shocks por el Covid-19«.

A renglón seguido, expresó que «los gobiernos pueden proveer un apoyo enfocado y a la medida para preservar activos productivos. Así como reemplazar ingresos perdidos para individuos que dependen del sector».

También, el personero del BID sugirió utilizar un período de transición para preparar el terreno para reactivar las actividades bajo circunstancias inciertas.

Lea también: BID lanza concurso: Financiarán los mejores proyectos de innovación turística

Magnitud del daño de la COVID-19

Por otra parte, el informe del BID comparó el shock de la COVID-19 con seis episodios históricos, que incluyen los ataques de 11 de septiembre del 2001 y la irrupción del Ébola.

En su conclusión, el organismo internacional indicó que ninguno de ellos se aproximó a la magnitud del daño causado por la actual pandemia.

Por lo anterior, expuso que los flujos turísticos se contrajeron en casi 4 % frente al año anterior durante la crisis financiera global. «La pandemia podría causar un shock negativo de entre 40 y 70 % en un solo año, un evento extremo», advirtió el BID.

Sumado a ello, el reporte también destacó que en muchas economías de la región enfrentarán  presiones inéditas sobre su cuenta corriente y tipos de cambio. Eso, debido a la extrema magnitud del impacto en la sostenibilidad externa.

Al respecto, María Alejandra Zegarra, investigadora del BID, señaló que «aún para las economías más grandes y diversificadas, el impacto neto sobre la actividad económica podría llevar a contracciones a una escala que nunca hemos presenciado»..

“Países que entran en crisis sin un marco de políticas adecuadas o que padecen de mecanismo de protección externos serán particularmente afectados”, concluyó la experta.