Benzema sigue haciendo historia en el Real Madrid. Criticado como pocos delanteros en la historia del Real Madrid; resulta que el francés ya lleva 209 goles con la camiseta blanca y ya ha dejado atrás a Hugo Sánchez; considerado uno de los mejores nueves de siempre.

Pues Karim ya ha marcado más goles con el Madrid que el mexicano. Y los que le quedan, porque el francés está ‘on fire’…

Benzema ha superado a Hugo en Montilivi, en la Copa del Rey, en un partido que ha encarrilado él solito con dos obras maestras.

En el primero, el galo recibió escorado en la banda derecha y tras una pared con Carvajal e irse de dos rivales clavó un zurdazo cruzado ante el que nada pudo hacer Gorka. 

Un gol de crack, a la altura del récord que suponía igualar a Hugo. En el segundo, para superarle, marcó un gol casi idéntico al que logró ante el Espanyol el pasado domingo, con un pase a la red desde la izquierda. Imparable, otra vez, para Gorka.

Y así, Benzema, tras 446 partidos ya está por encima de Hugo Sánchez (283 duelos) y se coloca como el sexto máximo goleador de la historia del Real Madrid.

Sí, el sexto. Y el quinto, otra leyenda, ya no le queda tan lejos. Es Puskas, que marcó 242 goles con la camiseta madridista, el que le precede en la clasificación de goleadores blancos y el que le abre las puertas del top 5 en el que en lo más alto está Cristiano Ronaldo (451), seguido de Raúl (323), Di Stéfano (308) y Santillana (290).

Goleador

Benzema, acusado siempre de ser un delantero sin gol, se puede aferrar a sus estadísticas cuando se retire y nadie podrá discutirle.

Y pasarán 20 ó 30 años y los que no le vieron jugar y sólo contemplen sus números dirán de él que fue uno de los delanteros más letales de la historia blanca, porque así lo afirman sus datos.

Karim ha marcado 136 tantos en Liga47 en la Champions20 en la Copa del Rey3 en el Mundial de Clubes, 2 en la Supercopa de España y uno en la Supercopa de Europa. No hay competición que se le haya resistido en el Real Madrid, club en el que está haciendo historia a base de ganar títulos, jugar bien al fútbol y, también, haciendo goles.