25.6 C
San Pedro Sula
domingo, noviembre 27, 2022

¿Las bebidas alcohólicas pueden provocar miopía?

Debes leer

REDACCIÓN. El alcohol tiene un elemento más en la lista de los problemas que puede causar a nuestra salud: la vista. Un estudio pionero llevado a cabo por investigadores de la Universidad de Navarra concluye que el consumo de bebidas alcohólicas, incluso moderado, puede llevar a un desarrollo de miopía.

Le puede interesar – Remedios para hongos en las uñas: mitos y realidades

Una copa de vino basta

La investigación analizó a 15.642 estudiantes universitarios y siguió su evolución durante veinte años, desde 1999 hasta 2018. Cada dos años se les fue presentando un cuestionario para seguir sus costumbres y evolución de su agudeza visual.

“Inicialmente determinamos cuál era la ingesta habitual de alcohol y posteriormente se recogió el desarrollo de la progresión de la miopía”, ha explicado la investigadora Covadonga Menéndez, autora del estudio.

Los resultados mostraron una correlación entre un consumo de alcohol y el riesgo de que vaya afectando a la visión a medida que pasan los años.

  • Un aumento de solo 10 gramos de alcohol en el consumo habitual supone un aumento del 5 % en el riesgo de miopía. Diez gramos es muy poca cantidad, el equivalente a una copa de vino o una caña de cerveza.

¿Qué riesgo supone el alcohol?

La investigadora Menéndez admite que “la magnitud de la asociación que encontramos no es muy grande”. Sin embargo, dado lo común que es el consumo de alcohol entre la población, el riesgo de aumento de la miopía es significativo.

El consumo de alcohol en exceso puede aumentar problemas de salud.
El consumo de alcohol en exceso puede aumentar problemas de salud.

Se puede pensar que la miopía tampoco es un afectación visual grave. Millones de personas la padecen. Es más preocupante que es un problema creciente y al que se acumulan cada vez más factores de riesgo.

El uso constante de pantallas está teniendo una influencia muy negativa en la salud visual de los jóvenes. Según uno de los últimos estudios en España, el 60 % de los jóvenes entre 17 y 27 años tiene miopía.

La prevalencia es mayor entre los más jóvenes, los llamados nativos digitales, los nacidos después del 2000, y en las mujeres. Seguramente, debido a que han pasado más horas de sentado en los años previos.

El sedentarismo en sí no es el problema, sino lo que supone la mayoría de veces: concentrar la vista en cosas cercanas y no en el paisaje.

La miopía puede llevar a la ceguera

“La miopía es un trastorno muy prevalente y una de las primeras causas de ceguera”, incide la investigadora Menéndez.

Por eso pone en valor las conclusiones a las que han llegado. “Ningún estudio hasta ahora había evaluado la asociación a largo plazo entre la ingesta de alcohol y la miopía”.

La miopía es un de los llamados fallos de refracción que se producen en el ojo, como la hipermetropía o astigmatismo.

  • Con una visión normal, la luz pasa a través del ojo y llega a la parte de atrás, la retina, donde forma la imagen.
  • La miopía se produce porque el globo ocular se agrande más de lo normal. Entonces la imagen se forma por delante y la retina la capta desenfocada.
  • Como consecuencia, los miopes tiene problemas para ver bien los objetos más alejados.

La miopía en sí no tiene mayor consecuencia que una operación ambulatoria del ojo con láser o llevar gafas. Si va en aumento, el problema se agrava. Las miopías altas pueden convertirse en una maculopatía miópica, que lleva a la pérdida de visión.

Muchas personas sufren de problemas en la vista.
El 60 % de los jóvenes de entre 17 y 27 años sufren problemas visuales.

¿Cómo afecta el alcohol a la visión?

Los investigadores de la Universidad de Navarra admiten que sus conclusiones han de ser analizadas y corroboradas por nuevos datos. El estudio no ha planteado los mecanismos a través de los cuales puede influir el alcohol en el empeoramiento de la miopía.

Que el alcohol tiene formas de afectar a la visión lo corrobora la experiencia general de aquellos que han bebido en exceso y que apuntan visión borrosa o visión doble.

En este caso, estamos ante otro tipo de problema. El alcohol pasa a través de la sangre y afecta a los nervios del cerebro. Entre ellos al nervio óptico y la capacidad de enfoque.

Lo que se ha de ver ahora es el mecanismo si el consumo es moderado y que afecta muy levemente a las capacidades de respuesta del consumidor.

Fuente: Saber Vivir.


Nota para nuestros lectores:

🔹 Suscríbete gratis a más información en nuestro WhatsApp. Haga clic en el enlace: https://bit.ly/2Z2UF3j.

Estás a un paso de recibir nuestro PDF Gratis

Última Hora

Hoy en Cronómetro

error: Contenido Protegido