BCIE interesado en financiar rescate de la ENEE y volverla sostenible

208
BCIE
Imagen de referencia.

TEGUCIGALPA, HONDURAS. El Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE), están interesado en financiar el rescate de la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (ENEE), según lo dejó entrever el presidente de esa entidad, Dante Mossi, quien aseguró que sí hay recursos disponibles para financiar la liberación de la estatal eléctrica.

De acuerdo al funcionario, los puntos a discutir y los montos asociados al paquete de restructuración y de rescate del sistema eléctrico no solo incluye pagar deudas a los generadores, sino también cómo volverlo sostenible.

Mossi expresó que la «belleza» de trabajar en el BCIE es que ellos miran las experiencias de otros países. En ese sentido, consideró que Honduras es la única que tiene un problema como el de la ENEE.

“Estos problemas ya se resolvieron hace más de una década. La diferencia es la decisión política de quebrar esas restricciones que le ponen a las empresas públicas para comprar energía eléctrica más barata. Un marco regulatorio que proteja al consumidor y que haga que el mercado funcione”, manifestó el personero.

Le puede interesarMACCIH: Contratos de energía limpia llevarán a la quiebra a la ENEE

BCIE asegura que su capacidad de reacción es más rápida que cualquier otro financista

Por otro lado, el titular del BCIE indicó que ya han comenzado con algunas acciones monetarias, las cuales son son «un cheque en blanco, de ninguna manera. Realmente es un programa de reforma donde vamos a ver ventajas comparativas de cada uno de los donantes de cómo podemos entrar”, explicó.

De ese modo, Mossi aseveró que el BCIE tiene un papel importante porque su sede está aquí en Honduras. Esto, según Mossi, les da una capacidad de reacción más rápida que la de cualquier otro financista.

Cabe indicar que el BCIE es una institución financiera multilateral de desarrollo con carácter internacional. Sus recursos se invierten continuamente en proyectos con impacto en el desarrollo para reducir la pobreza y las desigualdades. También para fortalecer la integración regional y la inserción competitiva de los socios en la economía mundial.