BCIE donará US$8 millones a países del SICA para hacerle frente al Covid-19

733
BCIE
Se indicó que los US$8 millones se distribuirán entre todos los países miembros del SICA, incluido Belice.

TEGUCIGALPA, HONDURAS. Para hacerle frente a los casos de Covid-19 que se presenten en la región, el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE), indicó que donará US$8 millones a los países de la región.

De la misma forma, indicó que esta cooperación financiera es no reembolsable, la más grande que ese organismo centroamericano ha hecho en 60 años.

Por su parte, el Presidente Ejecutivo del BCIE, Dr. Dante Mossi, mencionó que «durante sus 60 años, el BCIE siempre ha estado presente para atender las emergencias y dificultades que los países de la región afrontan».

Seguidamente, añadió que la ayuda financiera es para detectar, aislar y tratar casos, y para prevenir la transmisión de la infección del Covid-19.

«Adicionalmente, se están realizando gestiones para constituir un Fondo para los países del SICA que permita reforzar mediante recursos financieros la actividad económica y social de cada uno de ellos», mencionó el Dr. Mossi.

Lea también: Honduras en cuarentena: Gobierno aumenta restricciones y prohibiciones

¿Para qué fines se deberán utilizar los fondos otorgados por el BCIE?

A renglón seguido el BCIE detalló para que fines deberán ser utilizados los recursos que ese organismo brindará a la región.

  • Compra de medicamentos e insumos de orden médico para atender cualquier emergencia de salud que se presente en los países.
  • Compra de alimentos, agua potable y demás bienes de uso primario que requieren las personas afectadas.
  • Financiamiento de campañas y acciones relacionadas con la atención de la emergencia y la población afectada.
  • Otros que se requieran para la atención de la emergencia y la población afectada, con la debida justificación.
  • Financiamiento para atender los planes de preparación y respuesta a la enfermedad; financiamiento para el fortalecimiento de la vigilancia. Además, para la preparación de los servicios de salud, la prevención de la propagación, y el mantenimiento de los servicios esenciales.