BCH aprueba reducción adicional en su Tasa de Política Monetaria

155
BCH
El BCH expuso que de acuerdo a cifras de la Sefin, se prevé que el Sector Público no Financiero (SPNF) y la Administración Central (AC) reflejen un mayor déficit fiscal que el observado en años previos.

TEGUCIGALPA-HONDURAS. El directorio del Banco Central de Honduras (BCH), mediante Resolución No.238-7/2020, aprobó este viernes la revisión del Programa Monetario (PM) 2020-2021, donde presenta la actualización del marco macroeconómico para el bienio mencionado y la reducción adicional de 75 puntos básicos en la Tasa de Política Monetaria de Honduras.

A través de un comunicado, el BCH contextualizó que la agudización de la pandemia del Covid-19 y la expansión de las medidas de confinamiento de la población. Así como la restricción a la movilidad de bienes y servicios, genera un deterioro en la actividad económica y en el empleo, mayor que lo previsto inicialmente.

En su documento también dijo que la nueva revisión del marco macroeconómico nacional para 2020 y 2021 indica una contracción en la actividad económica superior a la esperada durante el segundo trimestre. Lo anterior, se explica por la combinación de los choques de oferta y demanda a que se somete la economía.

De ese modo, detalló que por el lado de la oferta productiva, la mayoría de las actividades denotan reducciones, principalmente:

  • Industria Manufacturera
  • Comercio
  • Hoteles y Restaurantes
  • Transporte y Almacenamiento
  • Agricultura
  • Y la “Construcción Privada”.

Por el lado de la demanda de bienes y servicios, el BCH observó un menor consumo privado. Eso ante la disminución en el ingreso disponible de los hogares.

Asimismo, se registra una caída en la inversión pública y privada producto de la incertidumbre que genera los efectos de la crisis sanitaria.

Lo anterior, según el BCH, les permite anticipar que en 2020, se registraría una caída del Producto Interno Bruto (PIB) anual mayor a la prevista en mayo recién pasado. Aunque aseguró que se anticipa una recuperación para 2021.

Lea también: Analistas aseguran que no conviene modificar la Tasa de Política Monetaria de Honduras

Posición externa del país continuará fortalecida

Por lo anterior, dicha entidad afirmó que a pesar de este escenario negativo para 2020, se prevé que la posición externa del país continúe fortalecida. Eso evidencia una revisión a la baja del déficit en cuenta corriente del sector externo para 2020 explicada en su mayoría por una caída de las remesas familiares menor a la prevista con anterioridad, dada la mejora parcial en el mercado laboral de los Estados Unidos de América (EUA).

De igual forma, el mayor financiamiento externo recibido para mitigar los efectos del Covid-19 contribuirá a una acumulación de reservas internacionales superior a la esperada. Eso permitirá mantener un indicador de cobertura de reservas superiores a los seis meses de importación de bienes y servicios.

No obstante, con la reactivación económica que se espera para 2021 se requerirá un aumento en los niveles de importaciones de bienes y servicios.  Eso incidirá para que el déficit externo muestre un incremento moderado con relación al PIB.

Sector Público no Financiero y la Administración Central reflejarán mayor déficit fiscal

En el ámbito fiscal, el BCH expuso que de acuerdo a cifras de la Secretaría de Finanzas (Sefin), se prevé que el Sector Público no Financiero (SPNF) y la Administración Central (AC) reflejen un mayor déficit fiscal que el observado en años previos.

Loa anterior, se atribuirá a la caída en los ingresos tributarios, por la contracción de la actividad económica. Y, a la readecuación del gasto por las medidas adoptadas por Gobierno para mitigar el impacto de la pandemia.

Cabe mencionar que el BCH aseguró que la brecha fiscal será cubierta principalmente con financiamiento externo. Ahí destacarán recursos desembolsados por el Fondo Monetario Internacional (FMI) en el marco del Acuerdo Stand By. Además, la facilidad de Crédito Stand By, con el fin de cubrir las necesidades derivadas de la pandemia.

Inflación se mantendrá en el rango de tolerancia

Respecto a la evolución reciente y los pronósticos de inflación, el BCH afirmó que no indican presiones adicionales sobre el nivel general de precios para el bienio del Programa.

Según argumentó, los efectos de la contracción en el consumo y la inversión a nivel nacional, junto al menor crecimiento en los precios de los combustibles respecto al año previo, contrarrestan el impacto que tiene en la inflación el aumento en los precios de los alimentos.

En tal sentido, dentro del nuevo marco macroeconómico se prevé que la inflación se mantenga cercana al límite inferior del rango de tolerancia establecido por el BCH. Eso es 4.00% ± 1.00 puntos porcentuales para 2020.