Milán, Italia. – El Barça no logra llevarse la victoria de Milán, pero eso no impide a los catalanes certificar su pase a la próxima ronda de la Liga de Campeones.

Los azulgranas han sido superiores a los italianos, pero no lograron reflejarlo en el marcador. Con todo, la mayor parte del trabajo está hecho.

El Barcelona logró el pase matemáticamente para octavos pese al empate ante el Inter de Milán en el Guiseppe Meazza.

El conjunto azulgrana dominó con mucha claridad en el primer tiempo, pero no fue capaz de batir a Handanovic.

En la segunda parte el Inter mejoró y comenzó a crear problemas en el área de Ter Stegen. Cuando parecía que todo podría acabar con un empate sin goles, apareció Malcom.

El brasileño marcó el 82′, tan solo dos minutos después de saltar al campo. Los de Valverde acariciaban la victoria, pero Icardi lo desbarató.

El argentino empató y evitó que el Barcelona certificara su pase a la siguiente ronda como primero de grupo.

Resultado de imagen para Inter vs Barcelona
Inter y Barcelona por la Champions League.

PREVIA:

Pero el viaje a Italia causa cierto recelo, no tanto por el choque en sí sino por los recuerdos que conlleva regresar a Italia.

Es cierto que con un triunfo se asegura el liderato y el pase a la siguiente ronda, a falta de dos encuentros, pero los equipos transalpinos han sido causa de desconsuelo en las últimas temporadas.

Roma y Juventus han apeado a los culés del torneo europeo en las dos pasadas ediciones. Italia no es un país idílico para los azulgranas.

La derrota contra los de Di Francesco supuso el golpe más duro del Barcelona en la campaña pasada. Y el más doloroso de la era de Valverde, que vio peligrar su cargo. Hizo daño, mucho, también en el vestuario, como ha reconocido abiertamente Messi en más de una ocasión.

Era un tropiezo con el que no contaban después de dejar encarrilada la ida de los cuartos de final en el Camp Nou con un contundente 4-1. El 3-0 de Roma del 10 de abril no entraba en los planes de ningún barcelonista; y fue una noche y un partido de difícil asimilación, de las jornadas que quedan marcadas en rojo en la memoria y el imaginario culé.

Messi y Luis Suárez

Los catalanes pueden contar, además, con la presencia de Messi. El argentino ya se ha recuperado de la fractura de radio derecho que sufrió en el choque contra el Sevilla y no está descartado para el choque. Valverde no quiso dar pistas ayer.

De hecho, su presencia en el once es una de las grandes incógnitas de la noche. En cualquier caso, a los catalanes no les ha ido mal en los cinco partidos que han disputado sin él: se han impuesto en los cuatro que han jugado, además del choque contra el conjunto andaluz.

Juegue o no Messi, Luis Suárez tiene una gran prueba: está en racha, suma nueve goles, pero lleva tres años sin marcar fuera de casa en Champions.