Bancada del Partido Nacional empantana dictamen del plebiscito para la CICIH

288

TEGUCIGALPA. La discusión del dictamen referente a la solicitud de convocar a una Comisión Internacional Contra la Impunidad (CICI), no se realizó hoy en vista que a partir de hoy hasta el miércoles hay tres días hábiles para someterlo a discusión.

Esta mañana representantes de las diferentes bancadas del Congreso Nacional se han enfrascado en un debate mediático en cuanto los requerimientos de votación pues la oposición mantiene la postura que solo se necesita mayoría simple  (65 votos) que los obtienen con facilidad entre los partidos Libertad y refundación (Libre), Liberal, Pinu Social Demócrata, y el Partido Anticorrupción (PAC).

Sin embargo, el Partido Nacional ante la posibilidad de perder una votación importante en la cámara con la avalancha opositora asevera que el dictamen no se puede someter a discusión porque para su aprobación se necesita mayoría calificada (86 diputados) porque tiene que ver con una modificación constitucional.

Cabe recordar que el cierre de filas legislativo de la oposición ya le arrebató al Partido Nacional de poder elevar a rango Constitucional la Policía Militar de Orden Público (PMOP), el pasado 24 de enero luego que los partidos políticos de oposición se impusieran con 86 votos contra 61 de la bancada del Partido Nacional.

De momento la Corte Suprema de Justicia (CSJ) se excusó de emitir una posición ante el Congreso Nacional sobre los votos que se requieren en ese Poder del Estado, para aprobar un plebiscito que conlleve a la  instalación de la CICIH.

La CSJ exteriorizó dicha postura en respuesta a una nota que una comisión especial del Parlamento le remitió, para consultarle sobre los votos requeridos  para la aprobación de la CICIH, avalada por la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

No obstante, el Poder Judicial se limitó a contestar que se requiere de simple mayoría (65 votos) cuando se trata de asuntos ordinarios y de dos terceras partes (86 votos) cuando se refiera a asuntos constitucionales sin precisar de forma puntual en el tema del plebiscito.

El documento enviado desde  la CSJ señala que,  “el artículo 219 de la Constitución de la República establece: Siempre que un proyecto de ley, que no proceda de iniciativa de la Corte Suprema de Justicia tenga por objeto reformar o derogar cualquiera de las disposiciones contenidas  en los códigos de la República, no podrá discutirse sin oír la opinión de aquel tribunal. La Corte emitirá su informe en el término que el Congreso Nacional le señale. Esta disposición no comprende las leyes de orden político, económico y administrativo”.

No obstante, aclara que, “la opinión solicitada no refiere a la reforma o derogación de disposiciones contenidos en los códigos de la República”.

La carta añade que presentan excusa ante la Comisión Especial ya que en el presente caso, el Pleno de la Corte Suprema de Justicia se ve en la obligación de atender la prohibición legal que prohíbe a los juzgados emitir opinión sobre asuntos en que consideramos que a futuro.

Amplio debate

Este día la sesión del Congreso Nacional se convocó a las 9:00 de la mañana, sin embargo la reunión no dio comienzo sino al filo del mediodía.

En el hemiciclo la expectativa era si el pleno iba a someter a discusión el dictamen sobre el plebiscito, por lo que la bancada del Partido Nacional dejó al descubierto el entuerto jurídico que de momento entrampa la resolución del mismo.

Y es que la postura del Poder Judicial fue la punta de lanza para que los parlamentarios se enjugaran en un pantano de interpretaciones legales.

Los miembros del oficialista Partido Nacional son del criterio que el plebiscito requiere de las dos terceras partes (86 votos); contrario a los parlamentarios de la primera fuerza de oposición pertenecientes al Partido Libre y sus compañeros del PAC, que consideran que la votación debe ser  por simple mayoría (65 votos).

Los nacionalistas alegan que el plebiscito conlleva reformas constitucionales por lo que se requiere de la mayoría calificada. Los nacionalistas se han manifestado en contra de la CICIH porque consideran que es una violación a la soberanía nacional.

En tanto los liberales han dejado entrever que están a favor de votar para que se convoque al plebiscito según una proclama firmada el pasado domingo en el municipio de Cedros, Francisco Morazán a la que asistieron al menos 14 diputados algo que ha despertado las alarmas de temor en la bancada del Partido Nacional .