Encuentran ballena con 40 kilos de plástico en su estómago

261
ballena con plástico en Filipinas
El cetáceo tenía 16 sacos de arroz, 4 del tipo para guardar bananas y múltiples bolsas para compras. Captura de video de CNN.

DAVAO, FILIPINAS. Los trabajadores del Museo D’Bone Collector de Filipinas, encontraron una ballena con 40 kilos de bolsas plásticas en su estómago el pasado 16 de marzo.

«Estaba lleno de plástico. Era nada más que plástico interrumpido» afirmó Darrell Blatchley, biólogo marino y ecologista del museo que examinó al animal.

Los 40 kilos encontrados adentro del cetáceo incluían: 16 sacos de arroz, cuatro del tipo para guardar bananas, y múltiples bolsas de plástico para las compras. Lo dicho anteriormente lo confirmaron especialistas a través de una publicación en Facebook.

Asimismo, fue Batchley quien recibió la llamada alertando sobre la ballena al momento de percatarse de la apariencia débil del animal, que también vomitaba sangre, por parte de las Oficina de Pesca y Recursos Acuáticos de Filipinas.

«Su estómago era literalmente tan duro como una pelota de béisbol. Eso significa que este animal ha estado sufriendo, no por días o semanas, sino por meses o incluso un año o más» agregó Blatchley a una radio pública estadounidense.

La ballena murió pocas horas después de su hallazgo.

Lea también: ¿Por qué se nombró «Gran Berta» a la ballena que murió en Tela?

Gran Berta, la ballena de aleta que visitó y murió en Honduras

Gran Berta fue una ballena de aleta que llegó a Honduras en septiembre del 2018 a la Bahía de Tela, departamento de Atlantida. Tres meses después, fue encontrada sin vida el pasado 1 de enero del presente año.

El equipo de biólogos de Tela Marine Rearch, quienes monitoreaban al animal, fueron los que dieron a conocer la noticia de su muerte; esto sucedió a tan solo cuatro kilómetros de la isla Punta Sal.

Sin embargo, hasta el momento no se sabe la causa de la muerte, aunque una de las hipótesis indica que el cetáceo estaba enfermo y al realizársele una serie de exámenes, se connstató que en su estómago habían restos de plástico, pero no se pudo confirmar que Gran Berta ingirió los desechos en aguas  hondureñas.