Bajan los niveles del cauce del Río Ulúa en Honduras

708

SAN PEDRO SULA.  El personal de la Comisión Permanente de Contingencias (COPECO) informó ayer tarde que los niveles del cauce del río Ulúa bajaron un metro con 50 centímetros y esperan que este día se suspenda la alerta roja en Cortés.

Las fuertes lluvias en el occidente del país y en el Valle de Sula han afectado a varias personas que residen en los municipios de San Manuel, Villanueva y Potrerillos, entre otros.

Los aguaceros podrían permanecer hasta el próximo martes por lo que las autoridades de prevención piden mucha precaución a las familias que habitan en zonas inundables o cerca de montanas, quebradas o ríos.

Ocho personas han fallecido entre estas, cinco miembros de una familia que murió a causa de un alud de tierra el pasado sábado en una aldea de Comayagua.

El subcomisionado noroccidental de Copeco, Rony Rodríguez, dijo que la alerta roja sigue vigente hasta ahora (ayer domingo) a las doce de la medianoche y después se decidirá si baja la alerta o continúa la alerta roja”.

Indicó que posiblemente la alerta baje, pero eso lo decidirá el Comité de Alerta de COPECO para emitir esa resolución.

En cuanto a los niveles de los ríos en las estaciones de Santiago y Chinda en Santa Bárbara encuentran normales, aseguró el subcomisionado.

“El último dato de ambas estaciones es que ha bajado un poco, arriba de un metro con 50 centímetros. La alerta se mantiene para los mismos municipios entre ellos Potrerillos, Pimienta, Villanueva pero emitiremos comunicado hasta las doce de la medianoche”, dijo ayer tarde.

Nosotros estamos haciendo monitoreos constantes las 24 horas en Tegucigalpa y San Pedro Sula para atender a cualquier persona o comunidad que sea afectada”, dijo Rodríguez.

LLUVIAS Y EVACUADOS

“Siempre habrá condiciones de lluvias en el Occidente del país y en el centro de Honduras porque han estado interactuando tres fenómenos uno de ellos la zona intertropical de convergencia con una baja presión que viene desde el sur-occidente del país y una onda tropical débil que ha estado actuando en el golfo de Honduras y eso ha evitado que las lluvias se dispersen”.

La cantidad de albergados que manejaba COPECO ayer es de 1205 personas que han sido evacuadas y el departamento más afectado es Cortés, específicamente los municipios de Potrerillo, Villanueva, Pimienta y San Manuel.

En Santa Bárbara solo les reportaron una familia que está compuesta por tres miembros quienes fueron afectadas con las lluvias.

El subcomisionado expresó que “estamos haciendo monitoreos en el ramal del Tigre que es la última zona poblada del trayecto del rio Ulúa y también nos reportaron que habían filtraciones en unos bordos”.

Las familias permanecen albergadas en iglesias, centros educativos y están recibiendo ayuda alimentaria debido a que COPECO ha unido esfuerzos con la gobernadora política Wiladina Chiang para atender a los afectados por las emergencias.

Los afectados han recibido frazadas, kit de cocina, suplemento de higiene, baños portátiles en los centros comunales, pepes, panales desechables y leche en polvo.

La oficina de Gobernación también ha instalado, por medio del programa Vida Mejor, filtros para la purificación de agua en los albergues.

CAPSULA

DATO

1205 albergados compuestos por 277 familias estan siendo acogidos en algunos centros escolares, iglesias y centros comunales.

SEPALO

En Siguatepeque las autoridades municipales decretaron ayer estado de emergencia porque varias viviendas y restaurantes como Granja Delia y Don Tiki fueron anudados de agua.

COPECO F2

La temporada lluviosa ha dejado un saldo hasta ayer domingo de siete personas muertas.

COPECO F3

Derrumbes, inundaciones y albergados han reportado el personal de Copeco quienes se mantienen en monitoreos constantes.

COPECO F4

En Siguatepeque las autoridades edilicias determinaron ayer decretar emergencia por las lluvias.