avioneta en La Ceiba

LA CEIBA, HONDURAS. Una avioneta Cessna 404 Titán, con matrícula HR-AXDA, de color blanco y franjas azules, aterrizó de emergencia este jueves en el Aeropuerto Internacional Golosón, tras falla del motor derecho.

Según el plan de vuelo, la aeronave conducida por el capitán Óscar Espinal, tenía como destino la ciudad de San Pedro Sula, Cortés.

Preliminarmente se conoce que ninguna de las siete personas que iban a bordo, resultaron con algún problema físico, sólo con bastante nervio.

Noticia en desarrollo


ANTECEDENTE

EN diciembre del 2018, por fallas mecánicas en el tren de aterrizaje, una avioneta que se dirigía a Belice realizó maniobras de emergencia para poder aterrizar. Esto, en la pista del aeropuerto Toncontín de Tegucigalpa, capital de Honduras.

El director de Aeronáutica Civil, Wilfredo Lobo, manifestó que la avioneta bimotor Piper PA 31 Cheyenne salió de Tegucigalpa. Lo anterior, a las 9:16 de la mañana rumbo a Belice.

Lea también: De emergencia aterriza helicóptero en campo de fútbol de la Paz

Minutos más tarde, el piloto, coronel Jorge A. Portillo Rojas, notó que tenía problemas con dos de las ruedas del tren de aterrizaje. Por lo que decidió retornar al aeropuerto para realizar un aterrizaje de emergencia.

El coronel Portillo sobrevoló Tegucigalpa por varios minutos. Esto, para quemar combustible y luego intentó en varias ocasiones aterrizar hasta que a las 10:54 de la mañana logró hacerlo.

Junto al coronel viajaban los pasajeros William Liston Pitman, estadounidense, David Ricardo Bueso Anduray, hondureño, y Víctor Samuel Wilson.

La avioneta solamente contaba con una llanta del tren de aterrizaje. Por lo que al momento de aproximarse a tierra, el ala derecha del aparato tocó la pista y provocó que se saliera de la misma.

Elementos del Cuerpo de Bomberos y de la Fuerza Aérea atendieron la emergencia. El avión no tomó fuego y quedó sobre un área verde al costado de la pista.