Índice Global de Competitividad
Economía nacional refleja una recuperación

TEGUCIGALPA. El Índice Global de Competitividad 2016 otorgó a Honduras una mejora en el ranking mundial al escalar 12 posiciones y colocarla en la posición 88.

El Foro Económico Mundial es una de las entidades referentes, ya que reúne en su encuentro anual en Davos (Suiza), a los principales dirigentes de empresas, hombres de negocios, figuras políticas globales, así como a los principales pensadores económicos.

El Índice mide la competitividad de 142 naciones en el mundo, que son los principales mercados a nivel mundial.

Los avances experimentados por Honduras se fundamentan en la continuación de la apertura económica del país hacia el mundo, la sostenibilidad macroeconómica, en especial en materia fiscal, que ha venido impulsando el presidente Juan Orlando Hernández y especialmente la estabilidad y sostenibilidad que el actual Gobierno ofrece al mundo de la economía en cuanto a que las políticas fiscales, monetarias y de comercio son estables y continuarán.

Y la muestra de ello la refleja el referido Índice Global de Competitividad, ya que en el primer año de su gestión, el 2014, la actual Administración recibió la posición de Honduras en la 111, pasando en 2015 al 100, un avance de 11 posiciones, y el 2016 se catapultó al 88, una subida de 12.

competitividad
Honduras avanza en términos de competitividad

Nota relacionada: Honduras propone declarar el 2016 año de la competitividad y Productividad

Ello equivale a que durante la gestión del presidente Hernández, Honduras ha avanzado 23 posiciones en el prestigioso Índice Global de Competitividad, reflejando que el éxito de la política económica es reconocido a nivel mundial.

El puntaje recibido en el informe del 2016 es de 3.95 puntos, un avance respecto al 3.82 que le otorgaron el 2015, mostrándose una mejoría de 0.13 puntos. El 2014, la puntuación recibida en el índice fue de 3.70 puntos, lo que indica que el avance ha sido de 0.25 puntos.

El Índice Global de Competitividad mide cómo una nación utiliza sus recursos y capacidad para proveer a sus habitantes un alto nivel de prosperidad.

El avance de 12 posiciones en el 2016 se logró incluso cuando en esta ocasión solo se evaluaron 142 naciones, dos menos en relación a los 144 países que sí fueron analizados el 2015.