Australia recibe el año nuevo con los colores de la bandera LGBT

104
año nuevo
Con esta tradición le dieron comienzo a las festividades que tienen lugar en todo el mundo con motivo del cambio de año.

REDACCIÓN. Con fuegos artificiales, emoción y multitudes reunidas, Australia y Nueva Zelanda fueron los primeros en darle la bienvenida al año nuevo 2018.

En ese sentido, este domingo despidieron el 2017 y dieron paso al 2018, celebrando con fuegos artificiales. Según informe, la primera gran fiesta de Año Nuevo reunió a más de 1,5 millones de espectadores en la costa australiana.

El espectáculo pirotécnico tenía como protocolo una cascada con los colores del arco iris para celebrar la reciente legalización del matrimonio homosexual en Australia.

Lo anterior, fue aprobado tras una encuesta ciudadana en la que la mayoría de la población se mostró a favor del cambio.

“Es una forma maravillosa de despedirse de 2017, el año en que cuatro de cada cinco habitantes de Sídney pronunciaron un rotundo ‘sí’ a favor de la igualdad en el matrimonio”, declaró Clover Moore, la alcaldesa de la ciudad australiana.

Cabe mencionar que la cascada duró más de 20 minutos encendida. «Con ello se cumplió el sueño de muchos ciudadanos de la ciudad natal», aseveró Clover Moore.

Espectáculos de luces a nivel mundial por el 2018

Según informe, en Hong Kong se lanzarán “estrellas fugaces” desde las azoteas de los edificios en un espectáculo pirotécnico. Asimismo, en Singapur se ampliará la cuenta regresiva del Año Nuevo; se acompañará con una sinfonía de luces y sonido en la costa.

En Tokio los habitantes suelen pasar la Nochevieja con sus familias; aunque muchos jóvenes se dirigen hacia el centro de la ciudad para participar en la cuenta regresiva.

Dubái sustituirá sus fuegos artificiales de medianoche por un espectáculo luminoso en la torre más alta del mundo. Esta misma estará acompañado por música.

En Moscú los mayores bulevares y plazas se adornarán para acoger el Año Nuevo. Además, en Río de Janeiro miles de personas se reunirán en la playa de Copacabana para ver los fuegos artificiales. Muchas de ellas vestirán ropa blanca, una tradición en la zona.