REDACCIÓN. Hoy continúa la audiencia inicial en contra del miembro de las fuerzas armadas Roger Rafael Lara Pineda, acusado del asesinato en perjuicio de tres misquitos.

El dantesco hecho se registró en 19 de mayo del presente año en Warunta, municipio de Ahuas, departamento de Gracias a Dios.

Según publicaciones de otros medios, el acusado se encontraba junto a otros compañeros haciendo guardia cuando divisaron una lancha en la que se conducían los hoy occisos. Los militares les ordenaron detenerse. Sin embargo, los hombres a bordo de la lancha no lo hicieron. Según los testigos, ellos no hablaban español. Cuando los uniformados logran detenerlos, luego de una acalorada discusión, el hoy imputado sacó su fusil y último a los tres navegantes.

Las víctimas respondían a los nombres de:

  • Patricio Pravia Kiblan, de 34 años de edad.
  • Jobal Damacio Becan,  de 25 años de edad.
  • Darlin Soto, de 23 años de edad.

Naturalmente, la acción fue repudiada por los sectores de la sociedad civil y organizaciones de derechos humanos, quienes denunciaron la acción del ejército. Los pobladores del lugar realizaron protestas en la zona donde se dieron los hechos.

ANTECEDENTE

El 11 de mayo de 2012 fueron asesinadas cuatro personas por fuego de ametralladora accionada desde un helicóptero de DEA.

Asimismo, un niño, un joven y una mujer quedaron lisiados. Tres mujeres, cuatro niños y dos hombres sobrevivieron ataque y nueve niños quedaron huérfanos en condiciones precarias de subsistencia.

En 2013 COFADEH propuso hacer una reparación integral a los familiares de las víctimas de la tragedia. Sin embargo, hasta el momento no se ha tomado en cuenta la solicitud.

El pueblo misquito sufre de una criminalización mediática desde hace décadas. La Organización Fraternal Negra Hondureña (OFRANEH) destacó que desde la tragedia no seha dejado de señalar a las víctimas como implicados en el narcotráfico.

Hasta la fecha las autoridades hondureñas no han procedido contra los responsables.