ASJ: Reprobado Invest-H en auditoría por compras de emergencia

236
Invest-H
El fiduciario obtuvo un evaluación del 93 %; mientras que Invest-H, solo alcanzó un 44 % de calificación.

TEGUCIGALPA, HONDURAS. En una evaluación en las compras de emergencia durante la pandemia, Inversión Estratégica de Honduras (Invest-H) fue calificada con un 49 % menos que el fideicomiso de la Secretaría de Salud (Sesal), cuya calificación fue de 93 %.

Así lo reveló la nueva auditoría que presentó la Asociación para una Sociedad Más Justa (ASJ) quien otorgó solo un 44 % a la cuestionada institución que fue dirigida por Marco Bográn, ahora investigado por los delitos de fraude, abuso de autoridad y malversación de caudales públicos en perjuicio de la administración pública del Estado de Honduras.

La evaluación es el resultado de una solicitud que Invest-H, la Sesal y el banco fiduciario Banco de Occidente, S. A. solicitaron a la ASJ, en el marco de las compras de emergencia.

Es oportuno mencionar que el Estado de Honduras cuenta desde 2013 con el mecanismo de Fideicomiso entre Sesal y Banco de Occidente S.A.

Lea también: CNA envía pruebas a EEUU para sustentar denuncias contra INVEST-H

Sobrevaloración en compras

La ASJ se refirió en su informe a los procesos CC FBO 006-2020 y CCFBO 012-2020 de adquisición de equipo de protección personal realizados por el fiduciario.

Estos contienen especificaciones técnicas similares y «se observa que existe una razonabilidad y mejores precios entre ambos procesos y los ofertados en el mercado», explicó el ente de Sociedad Civil.

Para ejemplificar lo antes expuesto, la ASJ citó que en el caso de las mascarillas N95, el fideicomiso se obtuvo a una diferencia de L 48.59, es decir, un 41% menos que las que compró Invest-H.

Mientras que, los insumos de bioseguridad adquiridos por Invest-H, se registró un sobreprecio en relación con los precios promedio de insumos comprados por el Fideicomiso, según lo especificó uno de los hallazgos de la ASJ.

«No hay evidencia de que las compras surjan de una planificación estratégica de atención de la emergencia nacional. Esto, a nivel de la Sesal, Invest-H, ni  de la Presidencia de la República o la Comisión Permanente de Contingencias (Copeco)», agrega el escrito.

Carencia de información

Por otro lado, la auditoría establece que las órdenes de compra millonarias que emitió Invest-H carecen de garantías de cumplimiento, anticipo pagado y de calidad.

En el caso de las órdenes de compra generadas por el fideicomiso, omiten el requisito de presentar garantías de calidad.

«Invest-H no solicitó en ninguno de los procesos de compra la suscripción de declaraciones juradas de conformidad a la ley y en el caso del Fideicomiso, los nuevos proveedores no suscribieron los pactos de integridad. Lo anterior, siendo un requisito indispensable y una buena práctica para determinar si los proveedores están habilitados para contratar con el Estado», reza la auditoría.

A renglón seguido, la ASJ cuestionó el hecho de que el Gobierno utilizó otro mecanismo en las compras; pese a conocer la calidad en los procesos de adquisición que se ejecuta a través del fideicomiso.

Conclusión

La ASJ concluyó que el fiduciario hizo una mejor gestión de las compras. No obstante, tanto Invest-H como la Sesal deben mejorar en el cumplimiento de requisitos, aplicación de normativa vigente, principios y buenas prácticas en el ciclo de las compras y contratación pública.

Lo anterior, incluyendo las compras de emergencia, debiendo cumplir pasos esenciales para asegurar que se obtengan productos o servicios correctos, agrega el escrito.


🔹 Suscríbete gratis a más información sobre #COVID19 en nuestro WhatsApp haciendo clic en el enlace: https://bit.ly/tiempodigitalhn