Así se vivió el inicio de la NBA en Orlando

105
NBA
El primer triunfo en la nueva normalidad fue para el Jazz que se impuso 106-104 en las duelas de la burbuja de Orlando y con ello dan el primer empujón de regreso para los Pelicans en la lucha por por un boleto a los playoffs en el Este.

ESTADOS UNIDOS.- Y 141 días después, la NBA ha regresado a nuestras vidas. Si el primer partidos suspendido fue entre Utah Jazz y New Orleans Pelicans, lo más justo era que reiniciara con este partido.

El primer triunfo en la nueva normalidad fue para el Jazz que se impuso 106-104 en las duelas de la burbuja de Orlando y con ello dan el primer empujón de regreso para los Pelicans en la lucha por por un boleto a los playoffs en el Este.

El primer enceste

El francés Rudy Gobert marcó los primeros puntos en la nueva normalidad de la NBA. El galo fue objeto de críticas cuando se suspendió la actividad en la NBA, pues fue el primer jugador que arrojó positivo por coronavirus.

El jugador del Jazz había desafiado las normas días antes. Incrédulo de la enfermedad, tocó micrófonos y grabadoras de periodistas en conferencias de presa y se dice que también tocó uniformes y otros objetos personales de sus compañeros en el vestidor.

Claro que después de dar positivo y ver las consecuencias del covid, no sólo ofreció disculpas, sino que apoyó económicamente a los trabajadores del equipo que se quedaron sin empleo y por tal motivo, sufrieron reducciones de salario.

Zion Williamson is back

El pilar de los Pelicans y quien salió de la burbuja por temas familiares, tuvo actividad pese al acoso que su carrera ha sufrido por parte de las lesiones, especialmente en las rodillas.

Zion fue el primero en marcar para los Pelicans en el regreso de la NBA y aunque su equipo no los restringió en cuanto a tiempo, sí los procuró con periodos relativamente cortos, pero efectivos para regalarnos joyitas como esta.

Mensajes en los uniformes

Previo al inicio del partido, todos los jugadores se arrodillaron para mostrar unidad y protestar contra el racismo y los abusos por parte de las autoridades, sin embargo, esto no quedó ahí.

Los jugadores de los dos equipos se olvidaron de sus apellidos para mostrar mensajes en sus jerseys como “Equality”, I am a man”, “Peace” y “Say their names”.

De esta manera las protestas se mantuvieron durante todo el partido, mientras que en la duela se leía la frase “Black Lives Matter”.

El primer protagonista

Jordan Clarkson salió desde la banca para dirigir el triunfo del Jazz con un total de 23 puntos en 32 minutos, suficientes para aportar también cinco rebotes y tres asistencias.

La derrota de los Pelicans opacó el trabajo de Brandon Ingram, quien tuvo números similares: 23 puntos y ocho rebotes.

Te puede interesar: NBA: Violencia y abusos de entrenadores a jugadores en China